21 de febrero de 2020
 

El Museo Elder acoge una exposición sobre especies de tiburones que habitan en aguas canarias

Actualizado 07/07/2015 15:23:17 CET
Manta diablo
CARLOS SUAREZ

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Museo Elder, en Las Palmas de Gran Canaria, acoge una exposición sobre especies de tiburones que habitan en aguas del archipiélago como el tiburón ballena, que es el mayor del mundo, y convive junto al más rápido, el marrajo, el angelote, este último es una especie que ha desaparecido de Europa y solo pervive en Canarias.

También se puede ver el solrayo, que ha encontrado en Canarias su remanso de paz para dar a luz a sus crías. Estas son algunas de las especies que se pueden observar en el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología en una muestra sobre la gran biodiversidad que rodea al archipiélago, "tan cercana y a la vez tan oculta".

La exposición que inauguró la directora del Museo, Rita Hernández, ha sido organizada por la Asociación de Amigos de los Tiburones y las Rayas de Canarias (ATIRACAN) bajo el título 'Tiburones y Rayas, tesoros de Canarias', que engloba más de 40 fotografía realizadas por especialistas del archipiélago de la imagen submarina con premios nacionales e internacionales que han donado gratuitamente su trabajo al proyecto para concienciar del "gran valor subacuático" del archipiélago, así como de la necesidad de proteger su biodiversidad, destacó la portavoz de ATIRACAN, Lola Santana.

En este sentido, indicó que en el mundo existen un millar de especies de elasmobranquios, de los que 85 habitan o pasan por aguas de Canarias, y junto a las rayas, entre ellas, las chucho, diablo, ratones u obispo, atraen al 1 por ciento del turismo de las islas, aseguró que "enamorados por sus posibilidades de observación marina y submarinismo, una razón más para su protección", según informó el Gobierno canario en nota de prensa.

Además, destacan el "gran valor estético y científico, además de económico" de la muestra, añadiendo Santana que la importancia de los tiburones "es vital" para el equilibrio del mar y, por ende, del planeta y de la humanidad al ser un depredador que está en la "cúspide de la cadena trófica y su desaparición repercutiría en la superpoblación de otras especies y en la ruptura del equilibrio planetario".

De todos modos, puntualizó que aunque sea un depredador "no hay que tenerle miedo", afirmando que actualmente el ser humano "sigue siendo mucho más perjudicial" para los tiburones que al revés, ya que el hombre "aniquila cada año 73 millones de ejemplares. Además, el 80 por ciento mide entre 20 centímetros y un metro y el mayor del mundo, por ejemplo, se alimenta de plácton".

La exposición podrá ser visitada de martes a domingo, durante todo el mes de agosto.