Naranjo afirma que la contratación por cuatro años de la señal de RTVC se ajusta a la legalidad y que dará estabilidad

Publicado 15/03/2019 12:26:06CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Administrador único de RTVC, José Carlos Naranjo, ha afirmado que la contratación de la señal de la televisión y de la radio públicas de Canarias por cuatro años se ajusta a la legalidad y que dará estabilidad sin influir en el modelo de gestión que se quiera para el ente.

Así lo ha afirmado durante la Comisión de Control de Radiotelevisión Canaria celebrada este viernes en el Parlamento de Canarias en la que se abordó la licitación del transporte de la señal y donde agregó que en los próximos días se procederá a la adjudicación de este contrato por más de 15 millones de euros divididos en dos lotes, el primero por 14,6 millones y el segundo por 388.000 euros.

También comentó que las razones por las que se licita el contrato por cuatro años son "claras". "La principal de ellas --continuó-- es evitar que en los próximos cuatro años la televisión y la radio dejen de emitir. Al adjudicarlo por este periodo se consigue dar estabilidad tanto a los trabajadores como a las empresas del sector".

Además, Naranjo expuso que la segunda razón es por motivos económicos, ya que la inversión de las empresas adjudicatarias es cuantiosa y se necesidad de un plazo razonable para amortizar la misma.

El tercer motivo, dijo, está vinculado al cumplimiento de los principios de eficiencia y economía. "Este contrato, al tener un valor estimado superior a los 200.000 euros está sometido a una regulación armonizada, lo que implica que la tramitación del expediente no será en ningún caso inferior a los 120 días", recordó.

Respecto a la división por lotes, insistió en que se han seguido las directrices de la ley de contratos del sector público y que la adopción del número de cuatro lotes se hizo en conformidad con lo establecido en el informe técnico emitido.

"Debo indicar que se solicitaron los informes pertinentes a los técnicos, tanto de la televisión como de la radio, y que estableció una división de lotes que fue recogida en los pliegos de condiciones", matizó al tiempo que incidió en que la competencia para adjudicar el contrato es del administrador único.

LA DURACIÓN NO CONDICIONA LAS DECISIONES DEL ÓRGANO

Naranjo hizo especial hincapié en que la duración del contrato no condiciona las decisiones del órgano, "más bien al contrario, da certidumbre para adoptar el modelo de gestión que se decida".

Por su parte, destaco que la contratación se ajusta a la legalidad. "La contratación --añadió-- no incluye para nada en el modelo. Tiene que haber señal para que haya radio y televisión. Gracias a este contrato vamos a mantener los puestos de trabajo porque no se fueron a negro".

"El contrato se va a adjudicar en los próximos quince días. No se ha ralentizado el contrato porque hayamos querido y seguimos los procedimientos que tenemos que seguir", concluyó.

NC: "LA COMISIÓN ES UNA MÁS TIRADA A LA BASURA"

Por su parte, Esther González, de NC, proponente de la pregunta, comentó que tiene la sensación de que la comisión es "una más tirada a la basura". "Me ha contestado a tres de las ocho preguntas que le he hecho".

En este sentido, sobre la urgencia de la acción, explicó que "ni existía en noviembre ni existía ahora y que ni estaba justificado antes ni ahora". "Ha sido resuelto el 30 de enero y un mes más tarde sigue sin aparecer nada sin que haya habido ningún hecho imprevisto", aseveró.

González entendió que Naranjo ha tenido nueve meses para solucionar el problema y que se está pagando un servicio sin un contrato que lo respalde. "Y visto esto-- continuó-- no sé dónde le está viendo la urgencia. Lo único que se me ocurre es que al ser ahora 'sine die' se ha relajado".

Asimismo, aunque admitió que los canarios siguen poniendo la televisión y la radio y siguen emitiendo, se está haciendo de una manera irregular, tachando la tramitación de "chapucera". "Este despropósito es suyo como administración único", concluyó.

Contador

Para leer más