Publicado 21/09/2022 18:01

Piden más de seis años de cárcel para los patrones de un cayuco con 105 personas rescatado a la deriva en Tenerife

Archivo - Cayuco localizado al sur de Canarias
Archivo - Cayuco localizado al sur de Canarias - CEDIDO POR SALVAMENTO MARÍTIMO - Archivo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife solicita una pena de seis años y nueve meses de cárcel para cada uno de los ocho patrones de un cayuco que partió de Mauritania con 105 personas y fue rescatado por Salvamento Marítimo en aguas próximas a Tenerife.

Según el escrito de Fiscalía, recogido por Europa Press, los acusados, que se encuentran en prisión preventiva, se encargaban de dirigir la embarcación, distribuían el agua y la comida a bordo y amenazaban de muerte a los ocupantes si no cumplían sus órdenes.

La Fiscalía apunta que las personas viajaban "hacinadas" con riesgo para su salud al no llevar mascarilla ni mantener distancia de seguridad, tal y como exigía la pandemia sanitaria en ese momento, y a cada migrante se le cobraron unos 600 euros por el viaje.

El barco, de unos 20 metros de eslora, era "absolutamente inadecuado" para el viaje dado que era de pequeñas dimensiones y se ponía en riesgo la vida e integridad de los ocupantes dado que no tenía medidas de seguridad ni de estabilidad para enfrentarse a las condiciones de una travesía en alta mar.

Por ejemplo, apunta la Fiscalía, no había chalecos salvavidas, herramientas para poder reparar averías, luces de posicionamiento que marcaran la ubicación de la embarcación, instrumentos de comunicación en caso de emergencia o medios para protegerse del sol, viento o lluvia.

Además había escasos víveres y bebida, y dada la precariedad de la embarcación, llegó a quedar a la deriva hasta que los migrantes fueron rescatados en alta mar por una embarcación de Salvamento Marítimo y trasladados a puerto.

Como consecuencia de la dureza del viaje uno de los migrantes sufrió neumonía basal, úlcera por presión, deshidratación, múltiples excoriaciones, infección de partes blandas y anemia para lo que precisó de internamiento hospitalario.

El juicio arranca el próximo martes a las 09.30 horas en la sección sexta de la Audiencia Provincial.

Contador

Más información