Soria (PP) tilda de "disparate" cobrar un euro a cada turista que visite Canarias

Actualizado 05/07/2010 16:17:27 CET

"En los próximos 10, 15 o 20 años el motor de la economía va a seguir siendo el turismo. Bendito sol y bendita playa en Canarias", incidió

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, tildó hoy de "disparate" la posibilidad de cobrar un euro a cada turista que visite el archipiélago, tal como estudian las autoridades turísticas de Barcelona.

"En industrias maduras como Canarias donde hay ciertas dificultades, si encima les decimos que cuando llegan al aeropuerto nos den una monedita de un euro, en el caso de las islas creo que no sería una buena iniciativa", afirmó el también presidente regional del PP en rueda de prensa en la capital grancanaria.

Asimismo, Soria realizó una valoración "muy negativa y decepcionante" de los datos del paro que sitúan a Canarias como la única El comunidad donde aumentó el desempleo en junio con 57 personas más. Con esta cifra, el número total de desempleados en la Comunidad se sitúa en 265.973 trabajadores.

El consejero atribuyó dichos datos a que ésta es la única región donde una tercera parte de la economía depende del sector turístico. Indicó que si bien en los primeros meses de 2010 se ha registrado "un comportamiento mejor del sector turístico en cuanto a llegadas" en relación al mismo período de 2009, en abril ocurrió el "efecto adverso del volcán en Islandia, y mayo y junio fueron meses bajos".

ESPERANZA EN LOS 'SLOTS'

No obstante, apuntó que espera que el sector pueda repuntar ante los 'slots' reservados para el verano. "En los próximos 10, 15 o 20 años el motor de la economía va a seguir siendo el turismo y bendito sol y bendita playa en Canarias", reiteró, al tiempo que apostó por la diversificación de la oferta turística.

Además, remarcó que la diversificación de la economía depende de los empresarios, que son quienes "deciden en qué invertir y el Gobierno lo que hace es intentar remover los obstáculos para que esa inversión sea posible".

De ahí que reconoció que la agricultura en Canarias supone un porcentaje que no llega al 2 por ciento, lo que conlleva "una muy alta dependencia y vulnerabilidad" hacia el exterior.

Igualmente, apuntó que el sector industrial está en torno a 4,6 por ciento del PIB de la economía canaria y manifestó que "ha habido mucha restricción a la ampliación de industrias porque se ha especulado muchísimo con el suelo industrial", a lo que sumó "la restricción enorme de las leyes del territorio a la expansión industrial".

Para leer más