Actualizado 17/09/2021 10:17 CET

Tenerife baja a nivel 2 y Fuerteventura seguirá en nivel 3

Archivo - Gente con mascarilla paseando por la calle Teobaldo Power,  en Santa Cruz de Tenerife
Archivo - Gente con mascarilla paseando por la calle Teobaldo Power, en Santa Cruz de Tenerife - AYUNTAMIENTO DE SANTA CRUZ DE TENERIFE - Archivo

Últimas noticias sobre el enjambre sísmico en La Palma

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Canarias ha acordado este jueves, tras analizar los datos epidemiológicos de cada una de las islas, bajar a Tenerife al nivel 2 de alerta sanitaria desde esta medianoche, gracias a que ha mantenido la tendencia descendente de contagios, mientras que Fuerteventura seguirá en nivel 3. La Gomera, La Palma, El Hierro, Lanzarote y La Graciosa siguen en nivel 1 y Gran Canaria en nivel 2.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el viceconsejero de la Presidencia, Antonio Olivera, recordó que la semana pasada ya anticipó que los datos epidemiológicos de Tenerife estaban siguiendo una tendencia positiva que se ha mantenido durante las dos últimas semanas, de ahí que Salud Pública haya recomendado bajar a la isla del nivel 3 al 2.

Respecto a Fuerteventura, Antonio Olivera indicó que en la última rueda de prensa del Consejo ya dijo que había que ser "cautos" porque era la única isla que estaba teniendo una evolución desfavorable en algunos indicadores, fundamentalmente en el índice acumulado a siete días y en el porcentaje de pruebas que estaban dando positivo.

Olivera incidió en que, una semana después, en vez de revertirse esta tendencia ascendente, ésta se ha seguido reforzando y ha empeorado, y hoy la isla tiene un índice acumulado a siete días que ya no sólo dobla al del resto de islas, sino que es incluso superior a la incidencia a catorce días del resto del Archipiélago, lo que pone de manifiesto una situación epidemiológica "muy particular".

Añadió, además, que el porcentaje de pruebas que resultan positivas, sobre el total de pruebas realizadas, está rozando casi el 10 por ciento, lo que supone una cifra bastante superior (más del doble) a la media de Canarias y del resto de islas. Por tanto, afirmó, son unos indicadores "claros" de que la evolución epidemiológica en Fuerteventura es "preocupante".

El viceconsejero hizo hincapié, también, en que Puerto del Rosario es el único municipio de Canarias en el que la incidencia acumulada se encuentra en parámetros de riesgo muy alto y los servicios de Salud Pública, asimismo, han identificado que la transmisión en la isla sigue un patrón "muy disperso", por lo que la combinación de todos estos elementos ha hecho considerar seguir manteniendo a Fuerteventura en nivel 3.

El viceconsejero espera que en los próximos días la isla consiga revertir la tendencia en la incidencia acumulada y que los datos de ocupación hospitalaria, que son bajos, no crezcan.

VACUNACIÓN.

En cuanto a la vacunación, Antonio Olivera destacó que a día de hoy un 81,3% de la población diana (personas de más de 12 años) cuenta con la pauta completa y el 84,07% con al menos una dosis. Añadió de que en las últimas semanas, a medida que se ha ido extendiendo la vacuna, el avance de la vacunación ha sido "más lento" no por una insuficiencia de recursos, sino porque "cuesta más" lograr que algunos colectivos se vacunen.

Por ello, el viceconsejero quiso recordar, una vez más, la relevancia que tiene la vacuna contra la COVID-19 "no sólo para salvaguardar la salud propia e individual, sino fundamentalmente por la protección que genera para el conjunto de la población". En consecuencia, ha vuelto a lanzar un mensaje para animar e incentivar que aquellas personas que aún no se han vacunado, lo hagan porque "es la forma más eficaz de luchar contra la pandemia".

Para leer más