Zambudio y Lazcano no entregarán sus actas de concejal y acudirán al TC si se aplica la ley de municipios en Santa Cruz

Publicado 06/09/2019 15:42:53CET
Primera teniente de alcaldesa del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y responsable de la Sociedad de Desarrollo, Matilde Zambudio
Primera teniente de alcaldesa del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y responsable de la Sociedad de Desarrollo, Matilde ZambudioCIUDADANOS - Archivo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los concejales del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Matilde Zambudio y Juan Ramón Lazcano, que han sido expulsados de Ciudadanos (Cs), han anunciado este viernes que no entregarán sus actas de concejal porque no se van a 'achantar' ante una "medida de presión" y "estrategia planificada" de Coalición Canaria (CC) para poder retomar la mayoría en el consistorio y acceder a la Alcaldía.

En declaraciones a los periodistas, Zambudio ha afirmado que han interpuesto una demanda por vulneración de derechos fundamentales donde incluyen una solicitud de suspensión cautelar de su expulsión porque les genera "perjuicio", por lo que entiende que "serán los tribunales" los que se pronuncien sobre si hubo órdenes expresas de no pactar con el PSOE.

En esa línea, ha insistido en que "queda esperar" a la resolución de la justicia por lo que en ningún caso cabe hablar de que son ediles no adscritos, como ha exigido CC desde que conoció su expulsión de la formación naranja.

"Iremos avanzando en lugar de lo que se resuelva", ha apuntado, ironizando con que todos los implicados en este caso van a hacer "un master en derecho constitucional" porque hay que "discutir" si la ley de municipios de Canarias está "ajustada" a la nacional y si cumple con la sentencia del Tribunal Constitucional de 2017 a raíz de un recurso del TSJC, que defiende el derecho a la participación política de concejales que no sigan en el grupo municipal con el que iniciaron el mandato.

Según Zambudio, la ley canaria de municipios "incumple" el ordenamiento estatal y ni siquiera se ha hecho una adaptación por lo que, en caso de no obtener la suspensión cautelar, ha advertido de que presentará una cuestión de inconstitucionalidad.

Ha relatado también que "hay muchas pruebas" que demuestran que no había órdenes expresas de no apoyar al PSOE y las incorporará el litigio judicial, entre ellas conversaciones de 'guasap' y mensajes, incluso de representantes de otros partidos políticos.

En su opinión, lo que hubo la semana previa a la toma de posesión en el Ayuntamiento fue un "totum revolutum" hasta el punto de que el lunes anterior, la secretaria de Acción Institucional, Teresa Berástegui, "dijo todo lo contrario", que el plan era cerrar un acuerdo con el PSOE, y de hecho, se le envío el pacto suscrito entre ambas formaciones. "Ella debe explicar el giro", ha comentado.

A CIUDADANOS "NO HAY POR DONDE COGERLO"

La edil mantiene que Cs en Canarias "no hay por donde cogerlo" pero no se va a "quedar de brazos cruzados" cuando se le quiere sancionar por una causa "que no existe", y aunque ha insistido en que el partido "está muerto", cree que las legislaturas son largas y puede pasar "cualquier cosa" si se dan cambios.

En esa línea, ha comentado que el manifiesto político e ideológico de Cs lo "volvería a suscribir" pero "otra cosa es la parte orgánica interna, que ha sido un fracaso absoluto", subrayando también que por ahora no se plantea afiliarse a otra formación política.

Zambudio ha informado también de que la diputada autonómica Vidina Espino está citada el día 25 de septiembre al acto de conciliación previo a la interposición de una querella criminal por calumnias e injurias al acusar a los dos concejales de provocar un "tamayazo" en el Pleno de investidura de la socialista Patricia Hernández.

Contador