Aceptan dos, y dos años y nueve meses de cárcel, dos hombres por el robo de coches de alta gama que vendían por internet

Palacio de Justicia de La Rioja exterior
Europa Press - Archivo
Publicado 10/12/2018 13:06:25CET

   LOGROÑO, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Los dos acusados de robar coches de alta gama para venderlos posteriormente por internet han aceptado dos años y nueve meses de prisión, uno de ellos, y el otro dos años de cárcel, según el acuerdo de conformidad al que han llegado esta mañana en la Audiencia Provincial de La Rioja.

   En concreto, JVS ha sido condenado a 6 meses de prisión por un delito continuado de robo con fuerza y 27 meses de prisión y multa de 12 meses a 5 euros por día por un delito continuado de falsedad en documentación oficial y privado en concurso con un delito continuado de estafa.

   Por su parte, JBP lo ha sido a un 1 año de prisión por el delito de robo con fuerza y 12 meses de prisión por el delito de falsedad en documento privado en concurso con un delito de estafa. La Fiscalía pedía para ambos un total de 14 años y 6 meses de cárcel.

   La sentencia de conformidad en la que se ha aplicado la atenuante muy cualificada de reparación del daño para rebajar las penas a los acusados, ya que a día de hoy se ha satisfecho unos 40.000 euros de responsabilidad civil quedando por pagar una tercera parte - unos 18.000 euros-, que en el acto del acuerdo de conformidad el acusado JVS se ha comprometido en liquidar antes de un año. La Fiscalía también ha pedido la entrega de la sofisticada herramienta que utilizaron para robar los vehículos. Una herramienta que ha quedado depositada como prueba de convicción.

HECHOS

   Los hechos, a los que ha tenido acceso Europa Press, se remontan al año 2017 cuando uno de los acusados, mayor de edad y condenado en diferentes sentencias, se valía de varillas, ganzúas y resto de instrumentos para penetrar en los vehículos y, valiéndose de un artificio electrónico, extraer los datos del coche para volcarlos en una llave virgen y clonándola para obtener diferentes copias.

   Seguidamente, el acusado se llevaba los coches que sustraía en diferentes garajes de la capital riojana y los vendía a compradores con quienes, previamente, había concertado la operación y a quienes había hecho creer que podía disponer de los vehículos o que estaba autorizado para su venta. El otro acusado, también mayor de edad, participó en la sustracción y venta de uno de los vehículos.

   En concreto, el escrito del Fiscal relata al menos cuatro robos y ventas de vehículos. En la transacción de los vehículos, el acusado utilizaba documentación manipulada y falsa y, a veces, firmaba como si fuera otra persona. Los compradores que, finalmente, supieron que eran robados, entregaron los vehículos a la Policía.

   En noviembre de 2017, la Policía interceptó al primer acusado con su coche, por circular a gran velocidad en la Gran Vía de Logroño, y se le ocupó 11 mandos de garaje, dos llaves de vehículo, un dispositivo de localización GPS, un juego de ganzúas, diversas herramientas, guantes y cuatro varillas metálicas utilizadas para abrir vehículos. Todas las llaves y mandos del garaje venían con pegatinas y anotaciones manuscritas.