Publicado 20/11/2022 12:42

Analizar la evolución de los precios y priorizar gastos, claves para afrontar el Black Friday y las compras de Navidad

Cartel de 'Black Friday' en una tienda
Cartel de 'Black Friday' en una tienda - Eduardo Parra - Europa Press

   LOGROÑO, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Analizar la evolución de los precios de los productos que nos interesan durante algunos meses, y, especialmente, priorizar los gastos son las principales claves para afrontar el Black Friday y las compras anticipadas para las fiestas de Navidad.

   Son algunos de los consejos que contempla para estas fechas Nuria Puente, directora del Máster en Comercio Electrónico de UNIR. Unos momentos en los que nos enfrentamos con "cierta ansiedad", lo que nos puede hacer comprar de forma compulsiva "y luego pensar que hemos adquirido tres cosas, pero realmente solo queremos una".

   Cierta "polémica" persigue a este tipo de promociones, "sobre todo, si tenemos en cuenta estudios, por ejemplo de la OCU, que nos hablan de subidas de precio previas, que, al final, pese a los descuentos finales, acaban siendo más incrementos que bajadas".

   Una práctica que se desarrolla "incluso desde el mes de octubre y noviembre, en los que los precios aumentan sin que se perciba, para luego ofrecer descuentos súper atractivos", no solamente en el Black Friday, sino para toda la campaña navideña.

   Así, resulta "esencial" el análisis de la evolución de los precios de los productos desde tiempo antes a que se vayan a producir las ofertas, aunque también reconoce la experta que "ese tipo de prácticas depende un poco de la ética de cada negocio", por lo que no es algo general.

PLANIFICAR BIEN LAS COMPRAS

   "Con todo -afirma Puente- sí que se puede ahorrar". Pero, para eso, argumenta, "hay que planificar bien las compras, buscar bien las ofertas, y también calcular cuál es el presupuesto del que se puede disponer".

   La elaboración de una 'lista de deseos' puede también ayudarnos en este aspecto, "porque nos hará priorizar lo que realmente queremos comprar y lo que no". "Tenemos que clarificar esas preferencias de compra, y entender que no siempre es el mejor momento para comprar un determinado producto", señala.

   En este sentido, apunta que "si queremos comprar ahora o en unas semanas la decoración navideña, tenemos que tener en cuenta que va a ser la temporada más alta para este tipo de producto, y que va a estar más caro".

   Y, sin embargo, continúa la experta, "si lo compramos más cerca de las fechas de Navidad, quedarán los 'stocks', que bajarán de precio porque serán ya más difíciles de vender". "Lo que ocurre -reconoce- es que estamos y somos muy impacientes, pero habría que hacerse a la idea de que para comprar determinadas cosas, hay que esperar a otras fechas".

   Hay que sortear, también, la influencia de la publicidad, que, precisamente, en estas fechas, "es cuando más hay, existe una enorme saturación publicitaria, que además, nos viene a ofrecer descuentos muy jugosos".

   Algo que, además, "nos puede llegar a provocar sensación de urgencia en la compra o de que va a haber escasez en un producto", y promover que seamos "más impulsivos" a la hora de realizar la compra. Insiste, por ello, en la necesidad de "clarificar" y "priorizar" los gastos.

   La pandemia también ha tenido influencia a la hora de llevar adelante nuestras compras, con el "gran desarrollo del comercio electrónico, un canal de venta cada vez más importante" y que facilita la adquisición de más productos, "porque ya que nos llegan a casa, igual se compran tres cosas cuando hace falta solo una".

   De ahí se deriva otro consejo importante que da Puente: "analizar las condiciones de compra, la letra pequeña, los precios específicos para determinadas épocas, y, sobre todo, las exigencias para las devoluciones, todo tiene que estar escrito", porque, advierte, "cada vez son más las firmas que cobran gastos por devolver algo".

   "En definitiva, llegamos a estas fechas un poco locos y ansiosos, deseando comprar. Por eso, hay que analizar los precios de los productos, calcular el presupuesto y priorizar los gastos. Es decir, crear una buena selección de lo que queremos, para acabar haciendo una compra más razonable y razonada", finaliza la experta de UNIR.

Contador

Más información