Coordinadora Máster UNIR en Musicoterapia dice que "la música no cura, pero mejora la calidad de vida de los pacientes"

Coordinadora Máster UNIR Musicoterapia, Miren Pérez Eizaguirre
UNIR
Publicado 14/10/2018 10:21:09CET

LOGROÑO, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La coordinadora del Máster Universitario en Musicoterapia de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), Miren Pérez Eizaguirre, ha asegurado que "la música no cura, pero llega a mejorar la calidad de vida de los pacientes".

   En una entrevista a Europa Press, ha señalado que la musicoterapia es una "disciplina científica que tiene sus propios modelos de actuación y que se aplica con diferentes colectivos o poblaciones, utilizando los elementos de la música con un fin terapéutico". En este punto, ha querido dejar claro que "la música no cura, pero si atendemos a la definición mundial de la musicaterapia, llega a mejorar la calidad de vida de los pacientes o clientes".

   De hecho, ha afirmado que "no se trata de una pseudoterapia, ya que la musicoterapia es una terapia que ayuda a otras, y desde luego nosotros nunca decimos que hay que sustituir ningún tratamiento médico". Se trata de un método "no farmacológico, porque no se ingiere, no es invasivo y no es doloroso, porque no tiene ningún efecto secundario", por lo que es "muy beneficioso para el paciente, sin interferir nunca con los tratamientos médicos, ya que además estamos a favor de la medicina tradicional".

   Pérez Eizaguirre ha señalado que por ejemplo "la musicoterapia en geriatria y sobre todo en demencia en la tercera edad funciona muy bien, porque la música en pacientes que padecen principalmente Alzheimer ellos no recuerdan nada que les ha pasado ayer, pero si recuerdan las canciones de su infancia".

   Todo ello, porque la música "al estar almacenada en otra zona del cerebro no se pierde", de ahí que "lo que hace en estos pacientes la musicoterapia es mejorar su calidad de vida. De hecho, ha recordado que cuando una persona padece Alzheimer "tiene un proceso degenerativo que puede ir más rápido o más lento, con pérdida de memoria y de control de esfínteres, pero los que acuden a sesiones de musicoterapia está comprobado que este proceso degenerativo es más lento", hasta el punto de "perder más tarde el control de los esfínteres, así como que el proceso de pérdida de memoria se hace más lento".

   "Nosotros no podemos curar el Alzheimer, pero los pacientes que hacen sesiones de musicoterapia viven muchísimo mejor", ha asegurado Pérez Eizaguirre.

   También ha señalado que "en situaciones de depresiones, la música al ser un lenguaje no simbólico ayuda a que se expresen muchas emociones que no se pueden hacer de manera verbal". Por ello, "a través de la música se produce esa liberación de emociones y luego el paciente puede expresar de manera más fácil lo que le ocurre", es decir "es una manera de lograr que el paciente conecte con cosas interiores y las pueda expresar primero de manera musical y muchas veces, después, de manera verbal".

MÁSTER UNIVERSITARIO

   Por otra parte, en relación al Máster Universitario de Musicoterapia de UNIR, que comenzará ahora en noviembre, siendo su tercera edición, su coordinadora ha destacado que hasta el momento está siendo "satisfactorio", hasta el punto de que "no nos quedan plazas, para el que ahora comienza, desde el mes de septiembre".

   Ha recordado que como característica principal este Máster además de virtual tiene una parte presencial, derivado de las prácticas obligatorias, que se desarrollan, en virtud de un convenio con la Fundación Musicoterapia y Salud, en diferentes centros hospitalarios y de carácter social, así como "contamos con otro convenio con el Hospital 'Laguna' de Madrid, que es de cuidados paliativos, y allí acudimos a hacer sesiones con los alumnos".

   Precisamente, Pérez Eizaguirre ha apuntado que la mayoría de los estudiantes que quieren cursarlo son músicos y profesores, pero también hay incluso médicos y enfermeras. Si que ha precisado que "es obligatorio saber música para acceder al Máster", por lo que "si no tiene un título oficial tienen que hacer una prueba de acceso, en el que se graban, y nosotros los evaluamos".