Detenido un hombre por robar y causar daños en bienes por resentimiento contra su ex-pareja,vecinos o su antigua empresa

Publicado 30/08/2019 10:34:08CET
El detenido robó y causó daños a coches, garajes o dos casas de campo de vecinos, familiares y su ex-pareja, por resentimiento, según la Guardia Civil.
El detenido robó y causó daños a coches, garajes o dos casas de campo de vecinos, familiares y su ex-pareja, por resentimiento, según la Guardia Civil.GUARDIA CIVIL LA RIOJA

   LOGROÑO, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja, en el marco del "Plan contra el robo en viviendas", han desarrollado la denominada "Operación Pekun" que se ha saldado con la detención de un varón de 51 años, natural y vecino de Logroño, como presunto autor de un total 10 delitos contra el patrimonio, de acuerdo con las informaciones este viernes del Instituto Armado.

   Se le acusa, en concreto, de un delito de incendio en un garaje, 5 delitos de daños mediante incendio (dos vehículos, dos casas de campo y un garaje) y 4 delitos de robo con fuerza en empresas y casas de campo, que, presuntamente, habría cometido por enemistad, odio o resentimiento manifiesto a sus víctimas, entre ellas, su ex-pareja, vecinos, familiares o la antigua empresa en la que trabajaba.

   El implicado en estos hechos, que salió de prisión en julio de 2018, tras haber cumplido condena por otro delito de incendio en un garaje comunitario de Logroño, conocía a la perfección los lugares en los que llevaba a cabo su actividad delictiva, así como las rutinas diarias de sus víctimas.

   Además, este individuo utilizaba sus conocimientos en electricidad para inutilizar los dispositivos de seguridad (alarmas, detectores, etc.) y para que los incendios en las casas de campo se iniciasen en los cuadros eléctricos, con la intención de que los investigadores determinasen que se debieron a un cortocircuito.

   Presuntamente, a su expareja sentimental le quemó el coche cuando lo tenía estacionado en el garaje, afectando las llamas a otro turismo y a elementos comunes del edificio.

   Además, a dos casas de campo pertenecientes a un familiar directo y a un vecino les prendió fuego; y a las tres empresas para las que trabajó, accedió mediante el uso de la fuerza tras haber sido despedido, llegando a sustraer diferentes efectos y causar daños en las instalaciones.

OPERACIÓN PEKUN.

   La operación se inició a finales de abril cuando agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil en Logroño, comenzaron a analizar 10 denuncias por delitos contra el patrimonio cometidos en los términos municipales de Lardero y Entrena. Estos hechos llegaron a causar cierta sensación de malestar, intranquilidad e inseguridad entre los residentes de las dos zonas afectadas.

   Los primeros indicios recabados en los lugares afectados determinaron que no se trataba de hechos inconexos, sino de acciones planeadas y ejecutadas por una misma persona/s que actuaban de manera sistemática y con un mismo patrón o "modus operandi", enfocado a causar el mayor daño posible en todas las acciones delictivas, de ahí que la investigación se centrase en personas próximas a las víctimas.

   El tratamiento a las pruebas obtenidas durante las inspecciones técnico-oculares en los lugares de los robos e incendios, el visionado de cámaras de seguridad y toma de declaraciones a víctimas, testigos y vecinos, permitieron la plena identificación de presunto autor de los hechos, un varón de 51 años con historial delictivo por hechos similares, que actuó contra la mayor parte de sus víctimas por enemistad, odio y resentimiento.

   Una vez localizado en la ciudad de Logroño se procedió a su detención y traslado a dependencias de Guardia Civil, para su toma de declaración y puesta a disposición de la autoridad judicial.

LOS DELITOS.

   El actual Código Penal establece, en su artículo 351 que, los que provocaren un incendio que comporte un peligro para la vida o integridad física de las personas, serán castigados con la pena de prisión de diez a veinte años. Los Jueces o Tribunales podrán imponer la pena inferior en grado atendidas la menor entidad del peligro causado y las demás circunstancias del hecho.

   Cuando no concurra tal peligro para la vida o integridad física de las personas, los hechos se castigarán como daños previstos en el artículo 266 de este Código.

   El delito de daños será castigado con la pena de prisión de uno a tres años el que cometiere los daños en propiedad ajena mediante incendio, o provocando explosiones, o utilizando cualquier otro medio de similar potencia destructiva o que genere un riesgo relevante de explosión o de causación de otros daños de especial gravedad, o poniendo en peligro la vida o la integridad de las personas.