Un grupo de ciudadanos piden "respeto" y "que no se intervenga" en las ruinas y el entorno del castillo de Davalillo

Publicado 11/07/2019 13:10:07CET
Castillo de Davalillo en San Asensio
Castillo de Davalillo en San AsensioLA RIOJA TURISMO - Archivo

   LOGROÑO, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Un grupo de cerca de medio centenar de ciudadanos ha pedido este jueves "respeto" y "que no se intervenga" de ninguna manera en las ruinas y el entorno del castillo de Davalillo, en el término municipal de San Asensio, que consideran "parte esencial" del patrimonio histórico y artístico de la comunidad riojana.

   En una comparecencia ante los medios, en la que han ejercido como portavoces el historiador y editor de la revista 'Piedra de Rayo' Carlos Muntión y el arquitecto Juan Díez del Corral, se ha mostrado su convencimiento en que "hay que seguir luchando" porque el castillo "sea público y no se intervenga en él".

   El castillo de Davalillo data del siglo XII, "un momento de continuas escaramuzas entre los reinos de Navarra y Castilla". Y en este punto estaba la frontera, con este castillo a un lado del Ebro y el de San Vicente, al otro. "Está muy bien conservado y es una verdadera lección de la historia de nuestra comunidad", ha dicho el historiador.

   Muntión ha recordado el histórico de este proceso, en el que el castillo ha pasado a ser propiedad de la bodega CVNE, "una multinacional que cotiza en bolsa y que no tiene su sede social en La Rioja, sino en el País Vasco", y que, como ha dicho, "tiene plan para cuatro años, luego, lo puede vender a cualquier jeque árabe".

   El historiador ha detallado que, desde 1860, aproximadamente, el castillo dejó de ser propiedad municipal para pasar a ser de los herederos del Marqués de Riscal. El pasado mes de diciembre, se conoció la intención de los propietarios de vender el castillo a otra bodega, en este caso, CVNE.

   Muntión ha señalado que, por una norma de 1949, las administraciones pueden ejercer derecho de tanteo y retracto sobre este tipo de construcciones patrimoniales e históricas. Un derecho que, en el caso del Gobierno riojano, se desechó. El caso pasó entonces al Ayuntamiento de San Asensio.

   Y, en el ámbito municipal, se decidió convocar un sondeo, "en el que votaron más de 700 personas, cuando de normal, en el pueblo votan en torno a 600". El resultado final fue, por una diferencia de 65 votos, favorable a que tampoco desde el municipio se ejerciera el derecho al retracto sobre las ruinas de Davalillo.

   Con todo, considera este grupo de ciudadanos que, aunque muy justo, aún se está en plazo para que las administraciones puedan ejercer el derecho al retracto, y se han dirigido por ello especialmente al futuro Gobierno de La Rioja.

   "Esperamos que sea un gobierno de cambio -ha dicho Muntión- y sería un buen primer gesto, de respeto a nuestro patrimonio y a nuestra historia, que decidiera ejercer este derecho a retracto sobre el castillo".

   Además de sobre los propios restos del castillo, también Díez del Corral ha recordado la prevista intervención en el entorno, con la posible -"porque no hay un proyecto de intervención claro, aunque se hará seguramente"- construcción de una pequeña bodega.

   Algo que, a su juicio, "cambiaría para siempre el paisaje", ya que supondría llevar hasta el entorno del castillo "farolas, tuberías, ponerle barandillas y construir un edificio". Un paisaje, ha recordado Muntión, en el que también se pueden encontrar los restos de un poblado medieval, origen de la actual San Asensio.

   Para estos ciudadanos, "el castillo y el entorno tiene valor así como está ahora, no hay que poner torres de mentira ni rondas de paso de mentira, no hay que llevar material arquitectónico moderno que no aporta nada y resta historia", por lo que han abogado por "mirar los casos de cómo conservan los castillos de Irlanda o Escocia".

   "El castillo de Davalillo, porque lo ha querido el Gobierno regional, con el PP, y el Ayuntamiento de San Asensio, con el PSOE, lo damos ya casi por perdido. Por eso, lo que reclamamos ahora es que se respete al menos sus restos y el paisaje del viñedo junto con el yacimiento arqueológico. Estaremos vigilantes", ha finalizado Muntión.

Contador