Publicado 02/07/2016 18:47CET

'Laps for Life 93' recoge 370 kilos de comida en La Rioja a través de las oficinas de Allianz

LOGROÑO, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La segunda edición de la recogida de alimentos llevada a cabo por 'Laps for Life 93', el proyecto solidario de Allianz Seguros y el piloto Marc Márquez, ha conseguido recoger 40 toneladas de alimentos. Del total de las donaciones, 370 kilos han sido recogidos en la provincia de La Rioja y han sido donados al Banco de Alimentos de Logroño.

Durante todo el mes de mayo, empleados, sucursales y mediadores de Allianz recogieron alimentos no perecederos, especialmente enlatados, en más de 100 centros de trabajo y más de 1.700 oficinas de agentes y corredores que quisieron unirse a esta iniciativa solidaria, repartidos por todo el territorio nacional.

"Esta recogida no habría sido posible sin la gran implicación de nuestra red comercial, cuya capilaridad por todo el territorio hace que hayamos canalizado la solidaridad de todas las personas que han querido donar alimentos desde cualquier punto geográfico, desde las grandes ciudades hasta los pueblos más pequeños", afirma Cristina del Ama, Directora General y responsable del Área Comercial y Market Management.

En esta ocasión, el lema elegido fue 'Demos la lata contra el hambre'. Durante el periodo estival, muchos niños dejan de acceder a los comedores escolares, perdiendo así la oportunidad de obtener, al menos, una comida sana y equilibrada diariamente. Por eso, los bancos de alimentos y entidades sociales requieren en esta época, por motivos de almacenaje y conservación, donaciones de alimentos enlatados, tales como legumbres, verduras, cacao o leche en polvo, carnes y pescados en conserva, etcétera.

MÁS DE UN CENTENAR DE ENTIDADES BENEFICIARIAS DE ESTA CAMPAÑA

La particularidad de esta campaña consistía en que los mediadores, así como las sucursales de la compañía, eran los que elegían a qué entidad querían hacer la donación de los alimentos recogidos. En su mayoría, se inclinaron por organizaciones de carácter local, que hizo que la comida donada llegase a las personas que más lo necesitan dentro de un mismo territorio y los beneficios de las ayudas fueran más tangibles.

Así pues, bancos de alimentos, comedores sociales, delegaciones locales de de Cáritas y Cruz Roja, entre otras oenegés y asociaciones, así como iglesias y parroquias fueron las entidades elegidas por los participantes en esta recogida para ser los beneficiarios de las donaciones.