Un proyecto europeo forma policías en el Sahel contra amenazas como terrorismo o criminalidad organizada

Publicado 19/07/2019 13:34:07CET
En el centro, el teniente coronel Esteban Avila, encargado del proyecto GAR-SI Sahel, en su intervención en el curso de verano de la UR.
En el centro, el teniente coronel Esteban Avila, encargado del proyecto GAR-SI Sahel, en su intervención en el curso de verano de la UR.UNIVERSIDAD DE LA RIOJA

   LOGROÑO, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Un proyecto europeo, encabezado por la Guardia Civil, y respaldado por la Gendarmería francesa, la Guardia Republicana de Portugal y los Carabinieri italianos, forma policías en los países del Sahel africano para, entre otras funciones, atajar "en origen" amenazas como el terrorismo o la criminalidad organizas, así como otros fenómenos como la inmigración.

   El teniente coronel de la Guardia Civil Esteban Avila Solana ha presentado este viernes el Proyecto GAR-SI Sahel en el marco del V Curso de Verano sobre Seguridad e Inteligencia, que estos días se ha desarrollado en la Universidad de La Rioja.

   Como ha explicado Avila, "se trata de la creación de unidades policiales autosuficientes, unidades inspiradas en el tipo GAR, en las zonas del Sahel", donde "hay una gran falta de control por parte de los Estados en determinadas zonas".

   "Primero hay que estabilizar estos lugares y darles seguridad, para que luego se puedan desarrollar", ha afirmado el experto, quien ha recordado que "aunque suene a sitios remotos en Africa, no hay que olvidar, por ejemplo, que Bamako, la capital de Malí, está más cerca de España que Varsovia".

   "Hay una serie de amenazas que, si no se atajan en el origen, luego se pueden reproducir en Europa", ha alertado Avila, quien ha explicado que el proyecto se está desarrollando con 16 personas con presencia en países como Mauritania, Níger, Malí, Nigeria, Chad o Senegal, entre otros.

   Aunque ha señalado que se trata sobre el terreno de un número reducido de personas, "lo importante de este proyecto es que cuenta con el apoyo de las gendarmerías europeas, con unos 300.000 agentes en conjunto", de los que se han movilizado ya unos 200 expertos.

   De este modo, se han creado ya dentro del proyecto seis unidades pequeñas, con unos 100 a 200 gendarmes, mientras que en países como Chad se está pendiente de formarlas, y, por parte de la UE "se está ultimando más presupuesto para siete compañías añadidas, con una partida de casi 70 millones".

   Los cuadros de mando se están formando durante dos meses precisamente en Logroño, y un mes más en su país de origen. Así, y unido también a la equipación con material que también se incluye en el proyecto, "se va creando una cultura de seguridad que no tienen, formándoles en aspectos como género, trato a menores, derechos humanos o policía de proximidad".

REFORZAR LAS POLÍTICAS EUROPEAS.

   En la jornada de hoy ha intervenido también el eurodiputado del PSOE por La Rioja César Luena, que precisamente ha hablado en el curso sobre "El papel del Parlamento Europeo y la seguridad en la Unión Europea". Un papel, ha afirmado a los medios de comunicación, "cada vez más importante".

   Así, ha apuntado que la Cámara europea celebra dos debates al año de seguridad y defensa y ha destacado, sobre todo, la más que posible elección de Josep Borrell como alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (AR), "con lo que, por segunda vez, tendremos a un español al frente de las políticas de seguridad y defensa de la UE".

   Unas políticas necesarias "ante amenazas reales y que están aquí", como el terrorismo internacional, las ciberamenazas o la ciberdelincuencia o, en otro aspecto, "el Brexit, ante el que no debemos olvidar que el ejército británico es el mayor de la UE" o las "bravuconadas" de Donald Trump ante la financiación europea a la OTAN.

   Ha abogado por ello, porque "ante estas circunstancias, la UE tiene que tener sistemas de cooperación reforzada, que sean cada vez más permanentes y más fuertes". "Tenemos una gran necesidad de una política exterior y de seguridad europea cada vez más fuerte", ha concluido César Luena.