El PSOE de Calahorra considera que la remodelación de la plaza del Raso es "un gasto innecesario y electoralista"

Actualizado 07/07/2015 13:16:22 CET

LOGROÑO, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

El PSOE de Calahorra considera que la remodelación de la plaza del Raso es "un gasto innecesario y electoralista que no mejora la plaza". El concejal socialista, Jesús María García, ha indicado que esta remodelación "se ha proyectado sin contar con el respaldo ni la opinión de vecinos, comerciantes u otras personas interesadas con un único interés, el electoralista".

Para el PSOE, este proyecto "obedece a una política de fachadas, de arreglar lo que más se ve en lugar de realizar arreglos profundos, frente a otras zonas de la ciudad en una situación que requieren un profundo arreglo como la plaza de la Verdura" porque la plaza del Raso, en la actualidad, "presenta una buena situación con un estado más que adecuado de conservación".

La obra, continúan, "no tiene prevista ninguna intervención sobre el pavimento" y "solo se cambia el mobiliario urbano y la iluminación".

En concreto, ha recordado, se van a colocar 19 bancos de hormigón con iluminación LED, eliminado los actuales, con un coste en torno a los 3.000 euros por banco, lo que supone un total de 60.354,41 euros.

Además, se van a cambiar los 23 bolardos, colocando un modelo nuevo con un coste de 251 euros por bolardo. Total: 3.109,80 euros.

También se van a colocar 10 papeleras de hormigón con un coste de 310 euros por papelera, eliminado las actuales de forja con el escudo de Calahorra y se coloca una fuente nueva, la antigua fue retirada con la remodelación de la plaza de abastos, y que va a costar 1.052 euros.

A ello, se suman cuatro Monolitos nuevos de hormigón de 1.510 euros cada uno y un aparcabicis para cuatro bicicletas, 785 euros.

Además "los bancos se colocan alejados de la sobra de los árboles, desechando los actuales cuyo diseño es más cómodo al disponer de respaldo". En el caso de los bolardos era "perfectamente factible desplazar los bolardos actuales en lugar de usar nuevos".

Así mismo, el propio proyecto de urbanización "ha costado cerca de 12.000 euros pese a disponer de 1 arquitecto y 3 aparejadores en plantilla en el Ayuntamiento de Calahorra".

En cuanto a la iluminación, indican, "se eliminarán las farolas actuales de forja" (acordes con el entorno del casco antiguo) y se van a colocar "unas farolas modernas en el perímetro y una torre en el centro de la plaza".

"La excusa es el ahorro energético, sin embargo, existe en el mercado luminarias adaptables a las columnas de forja actualmente existentes con tecnología LED y diseño antiguo", aseveran.

Por su parte, explican, "reducir el consumo eléctrico es una decisión correcta pero no es necesario sustituir las farolas enteras (que va a costar más de 60.000€) para tal fin, además de que uno de los elemento de mayor consumo de la plaza, la iluminación de la iglesia de Santiago, no se va a modificar".

Con todo ello, finalizan, el PSOE de Calahorra "está a favor de invertir en el Casco Antiguo de la ciudad pero consideramos que este proyecto en concreto sólo supone un cambio de mobiliario innecesario modificando la estética de la plaza en profundidad y alejándola de la imagen del resto del Casco Antiguo, un cambio que consideramos equivocado".

"Hay muchas otras zonas de la ciudad que necesitan una inversión mucho más urgente, en el propio casco antiguo pero también en el resto de la ciudad".

Para leer más