Publicado 21/06/2020 19:59:38 +02:00CET

Ramón Bilbao apuesta este verano por el turismo nacional responsable a través del enoturismo

LOGROÑO, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Ramón Bilbao lidera la apuesta por un turismo nacional responsable para los meses de verano con sus actividades en la bodega de Haro, con el enoturismo como protagonista y siempre teniendo muy presentes las máximas medidas de seguridad e higiene dictaminadas por los
organismos oficiales.

En este contexto, Ramón Bilbao contempla la reapertura de su
bodega y el compromiso por el turismo nacional como motor para reactivar la economía regional, tan duramente afectada por el impacto del Covid-19.

Aquellas personas que estén interesadas en visitar la bodega podrán gestionar sus reservas
en https://www.bodegasramonbilbao.es/ o en el teléfono 94 131 03 16.

De este modo, la bodega riojana ha abierto su vinoteca de Haro el pasado 15 de junio, mientras que el 29 de este mismo mes empezará a recibir las primeras visitas con público, con tres actividades de lo más sugerentes: Visita Mirto, Duelo de Duelas y un recorrido especial por los viñedos más representativos de la bodega.

La Visita Mirto, uno de los principales reclamos de la bodega riojana, ofrece a los visitantes la oportunidad de disfrutar de un recorrido guiado por las instalaciones, mientras descubren de primera mano los secretos que se esconden tras la elaboración de uno de los vinos más carismáticos de la firma: Ramón Bilbao Mirto.

Durante los meses de julio, agosto y septiembre aquellos que deseen disfrutar de una mañana sumergiéndose en el universo aventurero de Ramón Bilbao podrán apostar por la Visita Especial a viñedo, que añade a la Visita Mirto un tour por los viñedos más
representativos de la bodega, picnic entre vides y, por supuesto, cata.

La tercera actividad, Duelo de Duelas, es una experiencia especializada en torno a la crianza de los diferentes vinos de la marca y las barricas empleadas durante este proceso. Una profunda inmersión en las texturas, aromas y sensaciones que el roble francés o americano proporciona a los vinos de la icónica bodega riojana.

Además, la bodega de Rueda de Ramón Bilbao tampoco es ajena a esta situación, y abrirá sus puertas a los visitantes a partir del día 1 de julio.

Todas estas actividades se amparan bajo un nuevo marco de seguridad, que dota a todas las instalaciones del complejo de la máxima protección. Ramón Bilbao contempla centros seguros para que el consumidor pueda disfrutar con plena confianza de un recorrido inolvidable, en el que todo el espacio se ajusta a un protocolo basado en las recomendaciones sanitarias oficiales que garantiza la máxima seguridad e higiene.

Estas medidas se traducen en una reducción de aforos en tiendas, visitas y salas de catas, en las que se ha de cumplir la distancia mínima de seguridad; controles de acceso para garantizar el aforo máximo permitido; la implementación de material higienizante en diferentes puntos del centro y servicios; el esfuerzo en labores de
limpieza y desinfección diaria con productos virucidas autorizados; la supresión de elementos de contacto comunitario y sustitución por formatos individuales; la formación específica del equipo en medidas higiénico-sanitarias y mecanismos de control para evitar contagio; el fomento del pago por tarjeta y de la utilización de la central de reservas y la señalización de la distancia mínima de seguridad y dirección de recorridos para mantener el espacio mínimo necesario entre visitantes.

Todo ello tendrá lugar en ambientes diáfanos, amplios y cómodos, además de espacios al aire libre para realizar las diferentes experiencias en un ambiente abierto y ventilado. Por otro lado, el entorno rural, natural y alejado de masificaciones en el que
se desarrollan las actividades minimiza cualquier tipo de riesgo.

Además, el consumidor puede reservar experiencias privadas para grupos reducidos, sin exponerse al contacto de otros visitantes.

Ramón Bilbao no es ajeno al momento de incertidumbre actual, por ello apuesta firmemente por un turismo nacional que fomente la actividad alrededor de la D.O. Rioja en la que se ubica el centro de Haro.

El vino riojano abre sus puertas y se encuentra disponible para todos aquellos que quieran disfrutar de un turismo sostenible de calidad y respetuoso con el entorno, una práctica que pasa por ser el
futuro de la actividad turística en nuestro propio país, en entornos naturales con experiencias únicas e inolvidables.

Contador