Publicado 26/01/2020 18:13:42 +01:00CET

La Rioja cierra la feria dando los primeros pasos para convertirse en referencia mundial del enoturismo

Estand de La Rioja en FITUR
Estand de La Rioja en FITUR - GOBIERNO DE LA RIOJA

   LOGROÑO, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Rioja ha cerrado este domingo su participación en la Feria Internacional de Turismo 'FITUR 2020' "con un buen sabor de boca y los objetivos cumplidos", en palabras de la directora general de Turismo, Amaia López de Heredia.

   Unos objetivos que pasaban por "mostrar a los visitantes los dos vectores que caracterizan la oferta turística de la región, el vino y la gastronomía, y maridarlos con el resto de fortalezas riojanas: la cultura, el castellano, la naturaleza y el paisaje, la historia o la artesanía".

   La participación en FITUR ha servido por lo tanto para avanzar las líneas estratégicas de una nueva política turística cuyo fin es convertir a La Rioja en referencia mundial del enoturismo.

   A partir de estos objetivos y ejes temáticos se ha establecido tanto la distribución del estand que ha ocupado La Rioja durante estos días en la feria como el programa de actividades.

   El espacio riojano en FITUR, con 500 metros cuadrados y situado en el Pabellón 9 de IFEMA, ha contado con una zona de actividades abierta donde miércoles, jueves y viernes (días de apertura solo para visitantes profesionales) se han realizado tres tertulias con actores relevantes del territorio en cada ámbito: cultura, lengua y patrimonio, enoturismo y gastronomía, y naturaleza y turismo activo.

   En ellas los ponentes han coincidido en las inmensas posibilidades de la oferta turística riojana, tanto por su accesibilidad como por su variedad, en la oportunidad que supone que el vino y la gastronomía sirvan para atraer al visitante y sorprenderlo con el resto de atractivos de la región, y en la importancia de colaborar entre todo el sector y con la administración para lograr un turismo excelente y mejorar la capacidad de atracción y retención de turistas.

   Estas tertulias se han completado a lo largo de las cinco jornadas con presentaciones de proyectos enoturísticos a cargo de las rutas del vino, bodegas y entidades de la región, degustaciones y catas (más de 5.600 vinos y 5.200 pinchos repartidos), así como experiencias de vinoterapia y alfarería y maridajes de música y vino, todas ellas con una importante afluencia de público.

   También destaca la atención ofrecida por los informadores en los dos mostradores habilitados en el stand, con unas 1.000 solicitudes de información al día y unos 36.000 folletos institucionales repartidos.

   Estudiantes de Turismo del Instituto D'Elhuyar y del Centro Integrado de FP de Santo Domingo de la Calzada han participado en la atención a los visitantes del stand y en la difusión de los recursos turísticos riojanos.

   Por su parte, profesores y alumnos de la Escuela de Hostelería de Santo Domingo, en colaboración con distintos restauradores riojanos, se han ocupado del servicio de vino y pinchos cada jornada de feria.

400 ENCUENTROS Y REUNIONES PROFESIONALES

   La zona de reuniones, ampliada respecto a años anteriores, y los espacios B2B y MICE han acogido más de 400 encuentros directos de asociaciones profesionales, ayuntamientos y personal especializado de La Rioja Turismo con profesionales, empresas, consejeros de Oficinas Españolas de Turismo en el Extranjero, entidades, agentes del sector y turoperadores de mercados turísticos seleccionados por su especial interés para la región y que se concretarán en proyectos y visitas durante los próximos meses.

   A estos se han sumado encuentros transversales con otras regiones y entidades del resto de España para colaborar y ofrecer una oferta turística coordinada y más atractiva.

   López de Heredia ha destacado que la experiencia y los datos obtenidos en FITUR "se analizarán de forma cualitativa", una práctica que se enmarca en la estrategia y forma de trabajo de la Dirección General de Turismo, que va a incorporar la inteligencia turística para llevar a cabo una monitorización del visitante y conocer sus demandas y necesidades.

   El objetivo último de estas actuaciones es lograr una oferta turística de calidad y personalizada, aumentar las pernoctaciones e incrementar la aportación del turismo a la creación de riqueza de La Rioja, que actualmente supone el 9,8% del PIB.