Publicado 25/05/2020 12:06:44 +02:00CET

Vara de Rey y Madre de Dios, primeras actuaciones del proyecto 'Logroño Calles Abiertas' para ampliar espacios públicos

El Ayuntamiento de Logroño presenta la estrategia 'Logroño Calles Abiertas', para ampliar el espacio público para el peatón.
El Ayuntamiento de Logroño presenta la estrategia 'Logroño Calles Abiertas', para ampliar el espacio público para el peatón. - EUROPA PRESS

   LOGROÑO, 25 May. (EUROPA PRESS) -

   La calle Vara de Rey, entre Huesca y Gran Vía, y el conjunto del barrio de Madre de Dios serán las primeras actuaciones que se van a llevar a cabo dentro del proyecto 'Logroño Calles Abiertas', una estrategia del Ayuntamiento de la ciudad para ampliar los espacios públicos dando prioridad al peatón.

   El alcalde Pablo Hermoso de Mendoza y el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible Jaime Caballero han dado cuenta esta lunes de la estrategia, que surge "como necesidad por la crisis sanitaria" por el COVID-19 y con vocación en general "reversible", pero que, en algunos casos, "puede convertirse en una estructura permanente".

   Como ha señalado el primer edil logroñés, "entramos hoy en la Fase 2 de la desescalada, vamos llegando a cierta normalidad, en la que la actividad económica va ganando cada vez más fuerza", aunque ha llamado Hermoso de Mendoza a "ser aún tremendamente cautelososo y prudentes".

   En sus palabras, la pandemia "ha hecho que las ciudades tengan que reflexionar sobre el uso de los espacios públicos, debido a la necesidad de mantener la distancia social", algo que ha provocado que, en el caso del Ayuntamiento logroñés, "se aceleren algunos temas que ya contemplábamos en nuestro modelo de ciudad".

   Modelo que, en resumen, se centra, como ha dicho el alcalde, "en recuperar la ciudad para el peatón". Por eso, ha recordado medidas ya adoptadas durante la crisis, como la ampliación de aceras en Gonzalo de Berceo y República Argentina, la prioridad peatonal en Sagasta o las actuaciones para mejor circulación a pie o en bici en Siete Infantes, Fundición o Guardia Civil.

   "Se trata ahora -ha señalado- de extender esta estrategia en la que, desde el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, se viene trabajando ya hace tiempo, ganando espacio para el peatón. Serán, en general, actuaciones rápidas, eficaces y de bajo coste, pero con un gran impacto, porque van a calmar el tráfico y van a permitir la convivencia de todos de manera más segura".

   Así, ha recordado Hermoso de Mendoza que "el 80 por ciento del tráfico se concentra en el 20 por ciento de las calles, con lo que el 80 por ciento de nuestras calles tienen poco tráfico y unas aceras bastante estrechas, por lo que la apuesta es ampliar y pacificar estos espacios", algo, ha defendido, "que también beneficia al comercio y la hostelería".

INTERVENCIONES.

   Como ha detallado el concejal Jaime Caballero, "tras varias experiencias pilot en estos días, vamos a ampliar la estrategia" con el proyecto 'Logroño Calles Abiertas', "con intervenciones ligeras y rápidas", a las que se unirán, además, campañas para explicar las actuaciones a los ciudadanos.

   "La crisis sanitaria exige distanciamiento social, menos capacidad en el transporte público y más espacio, por consiguiente para peatones y bicicletas", ha señalado Caballero, para quien, además, se hace importante medidas "para que no vuelva a incrementarse el uso del coche de nuevo" tras la crisis sanitaria.

   Tres son los objetivos del proyecto, comenzando "por evitar los contagios", contando para ello con aceras "de al menos tres metros de anchura en calles principales" lo que permita mantener las distancias sociales, algo que se logra "con la primera solución, que es ampliar las aceras y dando prioridad a peatones y ciclistas".

   Se suma a ello "el fomento de la movilidad segura y saludable", mediante la reducción de la velocidad de circulación rodada; y el favorecimiento de la accesibilidad universal, como los ejes principales de la campaña. "Serán medidas provisionales, pero que podrán convertirse en permanentes", ha señalado el concejal.

   Caballero ha destacado que serán "medidas de bajo coste y reversibles, con creatividad y diseño atractivo" y con la posibilidad de consolidarse como permanentes "activando para ello la participación ciudadana", cuando sea posible teniendo en cuenta la crisis sanitaria.

   Para todo ello, se cuenta con seis programas, partiendo de la Red Peatonal Saludable, "con una red de itinerarios peatonales seguros, en la que se priorizarán las actuaciones en calles estrechas"; una Red Ciclista Saludable, con ejes ciclistas prioritarios y secundarios; y las Áreas Pacificadas, dentro de los propios barrios.

   También se añade la Mejora de los entornos, "que contemplan actuaciones puntuales", especialmente en entornos escolares; el Apoyo al

   Transporte Público, actuando en paradas y en carriles bus; y, por último, Adaptar las regulaciones, con limitación de la velocidad en la ciudad a 30 km/h o revisar las fases semafóricas "para evitar aglomeraciones de gente en los pasos".

   Todo ello, "con una estructura flexible", comenzará a aplicarse en breve, "en cuanto estén los proyectos preparados", en el tramo entre las calles Huesca y Gran Vía de Vara de Rey, "un tramo de los que cuenta con más densidad, más comercio y aceras que más tensión soportan" y en la que, como ha avanzado Caballero, "se dará protagonismo al autobús".

   Igualmente, se actuará en el barrio completo de Madre de Dios, desde el área pacificada en el entorno de la Biblioteca Rafael Azcona, hasta todas las calles de la zona, "por fases y contando primero con las calles en las que haya más necesidad porque cuentan con centros de atracción".

   Serán las primeras zonas, pero no las únicas, ya que la estrategia contempla actuaciones en toda la ciudad, donde, como ha calculado el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, "se cuentan unas 106 calles, con 250 tramos, en las que hay aceras de menos de 2 metros y medio de anchura".

Para leer más