Madrid adjudica un nuevo contrato de recogida de basuras con obligaciones específicas

Actualizado 05/09/2016 20:21:53 CET
Carmena inauguran el centro de desarrollo de software de Amazon en Madrid
EUROPA PRESS

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha adjudicado este lunes un nuevo contrato de recogida de basuras que contiene obligaciones específicas a las empresas concesionarias a diferencia de lo que sucedía con los contratos de limpieza de la época de Ana Botella.

En una entrevista a la Cadena Ser, recogida por Europa Press, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asumido que la situación de la limpieza en Madrid es "manifiestamente mejorable" y tras admitir que este verano ha habido un repunte" de suciedad; ha considerado que, al final, Madrid "será una ciudad absolutamente limpia".

Para ello, ha explicado, hay dos líneas de actuación. En primer lugar, ha dicho que al llegar al Ayuntamiento se encontraron unos contratos de limpieza "muy raros" en los que las empresas "no tenían obligaciones específicas de limpieza".

Frente a este modo de actuar, hoy mismo se ha adjudicado un nuevo contrato, en este caso de recogida de basuras, que se ha hecho "de otra manera" y que supone que las empresas tienen "obligaciones específicas". "Es muy importante ese nuevo contrato y ver cómo reaccionan las empresas a la vista de esos contratos", ha considerado.

En cuanto a la rescisión de los contratos de limpieza vigentes, ha dicho que tienen "presente" que si llega un momento en que no consiguen levantar el nivel actual, "habrá que plantear la resolución" de los contratos.

SI HAY QUE REMUNICIPALIZAR, SERÁ POR DISTRITOS Y NO DE GOLPE

La alcaldesa ha explicado que son "muy prudentes" con el caso de la remunicipalización de la limpieza. Si hay que rescindir, ha dicho, no están pensando en rescindir de golpe, sino "por lotes" y a ver si dentro de los lotes se pueden hacer "experiencias piloto que son necesarias". Serían experiencias piloto de remunicipalización por distritos.

También ha afirmado que están poniendo "muchísimas multas" a las personas que ensucian. Están trabajando en un programa por el que una vez que se haga una limpieza se apostarán determinados policías en las calles para imponer las correspondientes sanciones, y ha destacado que ya hay 25 personas limpiando las calles dentro del programa puesto en marcha para aquellos que no deseaban pagar las multas.

También ha apuntado a una disminución en el número de colillas en la calle. Lo saben porque "hay más colillas en las basuras".