MADRID.-Getafe.-El Ayuntamiento comenzará en dos meses las obras de un centro de educación especial en un colegio abandonado

Publicado 05/01/2015 18:03:07CET

GETAFE, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Getafe comenzará dentro de dos meses las obras para crear un centro de educación especial en el antiguo colegio Ramón y Cajal, que se encuentra en estado de abandono, con una inversión de 1,7 millones de euros.

El alcalde de Getafe, Juan Soler, ha anunciado este lunes en rueda de prensa que el colegio Ramón y Cajal, situado en el barrio del Sector III, se va a rehabilitar y adaptar para convertirlo en centro de educación especial con un plazo de ejecución de los trabajos de cinco meses.

Soler ha recordado que Getafe era el único gran municipio de la zona sur de Madrid que no contaba con un colegio de estas características, por lo que los niños tenían que desplazarse a otras localidades.

El Ayuntamiento había solicitado en varias ocasiones a la Comunidad de Madrid, en época del anterior Gobierno municipal, la creación de este centro que incluyera un proyecto específico para escolarización de alumnos con trastornos generalizados del desarrollo (T.G.D).

Asimismo, se instó a la Comunidad de Madrid a que iniciara los trámites oportunos para realizar las adaptaciones arquitectónicas necesarias para habilitar el edificio del antiguo colegio Ramón y Cajal, y la consejera de Educación, Lucía Figar, se comprometió en octubre de 2009 a estudiar el proyecto.

Precisamente, este colegio sufrió en 2013 diversos actos vandálicos por lo que la Policía local vigiló las instalaciones para evitar su expolio, tras el robo de ventanas, puertas, cableado y la desaparición del mobiliario escolar del centro.

La asociación Defensa del Niño Discapacitado con Necesidades Especiales de Getafe (Dedines) solicitó hace cinco años al Ayuntamiento ubicar un colegio de estas características en la localidad, ya que sus hijos tienen que desplazarse a municipios limítrofes como Leganés y Parla o a zonas más alejadas como Aravaca, "con el sobreesfuerzo económico y de tiempo que esto supone para las familias y la imposibilidad de realizar actividades extraescolares".