Actualizado 25/04/2012 18:43 CET

Un 20% de las mujeres con endometriosis tiene que pasar por una Unidad de Dolor

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cerca del 20 por ciento de las pacientes diagnosticadas de endometriosis presenta un dolor visceral, neuropático e inflamatorio de difícil manejo que requiere tratamiento en una Unidad de Dolor Pélvico como la que tiene el Hospital Universitario La Paz, ha informado el centro en un comunicado.

Ésta es una de las principales conclusiones a las que se ha llegado en el curso 'Puesta al día en endometriosis' que congregado en el centro a 200 especialistas de toda España y del extranjero.

El Servicio de Ginecología del Hospital Universitario La Paz, que dirige el doctor Javier de Santiago, atiende cada año 300 nuevos casos de endometriosis y realiza más de 2.000 consultas para revisiones relacionadas con esta enfermedad. El 70 por ciento de las mujeres que acude con problemas de endometriosis proceden de otras comunidades autónomas y el resto, de toda la Comunidad de Madrid.

La cirugía de la endometriosis profunda con resección intestinal se practica en La Paz por vía laparoscópica y vaginal, sin necesidad de realizar grandes incisiones. A juicio de la coordinadora de la unidad, la doctora Alicia Hernández, esto "reduce el tiempo de recuperación, tiene un menor impacto estético en las pacientes y una incorporación a su actividad más rápida".

La mayoría de estas operaciones son ováricas y un 60 por ciento están relacionadas con endometriosis profunda, que suelen llevar asociada la resección intestinal o vesical en el mismo acto quirúrgico.

La endometriosis es una enfermedad que afecta a un 15 por ciento de las mujeres en edad fértil. Aparece cuando el endometrio, tejido que recubre el interior del útero, crece fuera de la matriz afectando a otras zonas del organismo como los ovarios, las trompas de Falopio, el intestino grueso y los ligamentos que sostienen el útero.

La Paz persigue desde los años ochenta la consecución del Hospital sin Dolor, una estrategia que trata de cubrir todos los aspectos del dolor. En el ámbito de la mujer, además de la analgesia epidural y el protocolo de dolor agudo para el postoperatorio de las intervenciones quirúrgicas de Ginecología y Obstetricia, se puso en marcha en 2005 una consulta de dolor crónico en la mujer, que ha atendido a 621 mujeres, con los doctores Blanca Martínez y Enrique Canser.

De ella ha derivado la Unidad de Dolor Pélvico en la que se ha atendido a 239 pacientes afectadas por dolor pélvico crónico, de las cuales un 31 por ciento corresponden a mujeres afectadas por endometriosis con una edad media de 35 años.

Cuando el tratamiento médico, con o sin intervención quirúrgica, no es suficiente para eliminar el dolor pélvico, la paciente debe ser tratada según un protocolo específico y multidisciplinar que incluye tratamiento farmacológico que, en algunos casos, debe ser complementado con técnicas mínimamente invasivas de bloqueo nervioso, muscular, epidural o de plexos. En casos más severos se requiere neuroestimulación con electrodos.