Albert Boadella acepta el ofrecimiento de Aguirre y se convertirá en director artístico del Teatro del Canal

Actualizado 15/09/2008 22:41:14 CET

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, anunciará mañana, durante su intervención en el Debate sobre el Estado de la Región, el fichaje del dramaturgo catalán Albert Boadella como director artístico del nuevo Teatro del Canal de Isabel II, informó hoy a Europa Press un portavoz de la Consejería de Cultura del Gobierno regional.

Así, el director de la compañía teatral 'Els Joglars' ha aceptado finalmente el ofrecimiento de Aguirre de ocuparse de la programación de los teatros del Canal, tras rechazar una propuesta similar hace cuatro años.

La presidenta del Ejecutivo autonómico destacará mañana en el Debate la "suerte" que supone para la Comunidad de Madrid "poder contar con una personaje de la talla de Boadella", indicaron fuentes del departamento que dirige Santiago Fisas.

Los Teatros del Canal, ubicados en la confluencia de las calles Cea Bermúdez y Bravo Murillo, se inaugurarán el próximo 23 de septiembre con la presentación mundial de la música del nuevo espectáculo de Nacho Cano, titulado 'A', inspirado en el agua. Sin embargo, el inicio de la actividad ordinaria de estas instalaciones no se hará efectivo hasta final de año o principios del siguiente.

Así lo anunció hace unos días el vicepresidente regional, Ignacio González, quien avanzó que el acto de inauguración de las instalaciones, que coincidirá con el 150 aniversario de la llegada del agua a Madrid a través del Canal de Isabel II, será "singular" y "bastante impresionante".

CASI 9.000 METROS CUADRADOS

El nuevo espacio cultural, diseñado por el arquitecto Juan Navarro Baldeweg, se asienta sobre un solar de 8.750 metros cuadrados y está compuesto por tres edificios con una superficie construida de más de 35.000 metros cuadrados. Dispone de un Teatro Principal con 851 butacas distribuidas en platea, anfiteatro y palcos; un Teatro Configurable con un aforo máximo de 722 localidades; y un Centro de Danza con 12 aulas dotadas de las máximas calidades para la práctica de esta disciplina.

La fachada del edificio es de vidrio, combinando zonas opacas con espacios de visión y zócalos de granito. El acristalamiento se ha realizado en negro, rojo y blanco, ocupando una superficie de 8.850 metros cuadrados. Estos colores pretenden recrear los telones de un teatro. Entre los materiales empleados en su construcción destacan el granito utilizado en paredes y suelo, y la madera de arce usada en el panelado de aulas y vestíbulos.

El acceso peatonal a los edificios se realiza desde la calle Cea Bermúdez. Cuenta con dos plataformas elevadoras situadas en la calle Bravo Murillo para dar acceso a los vehículos pesados al nivel de sótano y a tres plantas por encima de rasante.

ORGANIZACIÓN INTERNA

El conjunto de los tres edificios consta de una planta por debajo de rasante, donde se encuentran los espacios destinados a instalaciones y almacenes. En la planta semisótano se sitúa el acceso al Teatro Configurable y una zona de aparcamiento en el Centro de Danza.

Mientras, el hall alberga taquillas, librería, ambigú, guardarropía, zonas de espera y cafetería y la parte dorsal está destinada a camerinos y oficinas. Además, la zona pública se encuentra en la parte frontal de los edificios, en la calle Cea Bermúdez.

El complejo arquitectónico dispone de tres plataformas elevadoras: dos montacamiones y una montadecorados, así como de una sala de ensayo de 495 metros cuadrados. El espacio destinado a camerinos ocupa una superficie de 815 metros cuadrados, distribuidos en siete camerinos individuales, otros siete secundarios, además de cuatro camerinos colectivos, dos individuales para músicos, dos camerinos colectivos para músicos, vestuarios para técnicos y peluquería.

Además, cuenta con otros 885 metros cuadrados dedicados a talleres de iluminación y sonido, sastrería, almacenes de decorados y maquinaria, y utillería. Finalmente, la superficie destinada a oficinas alcanza los 118 metros cuadrados.

El equipamiento escenotécnico tanto del Teatro Principal como del Teatro Configurable dispone de telones de boca, bambalinón, cámara negra, cicloramas, puentes grúa, maquinaria escénica motorizada, vagones portabutacas, dos plataformas de foso de orquesta, cámara de conciertos.

El foso escénico tanto del teatro principal como del configurable dispone de una altura de 35 metros para poder subir y bajar tanto telones como escenarios de las distintas representaciones.

Un esquema también seguido en el Centro de Danza, cuyas aulas han sido dotadas de todos los elementos necesarios para la formación y desarrollo profesional de sus bailarines. Sus aulas tienen alturas comprendidas entre los 5,20 y 9 metros de altura para facilitar a sus usuarios el ensayo de sus coreografías.

El equipamiento técnico común de todo el espacio escénico está compuesto por 15 pianos; un sistema de video espectacular con cuatro videoproyectores y cuatro pantallas móviles, así como 580 proyectores de iluminación.

La obras del Teatro se iniciaron en noviembre de 2002 y han sufrido un retraso de 4 años en los que, entre otras cosas, se rescindió el contrato con Navarro Baldeweg debido a que la obra no se había terminado en tiempo y con el presupuesto acordado. Con posterioridad, el contrato fue revisado y se readmitió al arquitecto, que continuó con las obras.