Actualizado 11/08/2015 16:43 CET

Parla cancela el contrato del párking que lleva 10 años en obras


PARLA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Parla ha anunciado la cancelación del contrato de obras de un aparcamiento subterráneo previsto en la calle Valladolid que lleva ya diez años en construcción, lo que ha dado lugar a un solar tapiado con vigas de hormigón abandonadas.

   Según ha informado el consistorio, las obras en la parcela de casi 5.000 metros cuadrados fueron paralizadas en mayo de 2008, siete meses después de que la empresa "Implantación y Gestión de Estacionamientos S.A.", del grupo "Urazca S.A.", obtuviera la licencia de obra y tres años después de que se adjudicara el proyecto.

   Posteriormente la compañía se declaró en concurso de acreedores y dejó sin terminar el enterramiento del aparcamiento, por lo que desde entonces la parcela se encuentra tapiada y con restos de hierros y vigas que además, según el Ayuntamiento, ha impedido que se transforme en una zona verde, tal y como estaba previsto en el Plan General de Ordenación Urbana del municipio.

   Tras cancelar el contrato, la empresa concesionaria ha advertido al consistorio de que si se revierte la parcela para que pase a propiedad del Ayuntamiento podrán reclamar más de 1.600.000 euros correspondientes al 50 por ciento de la adjudicación y al 75 por ciento de la inversión que realizaron en la obra, según las condiciones del pliego de adjudicación.

   Por este motivo el gobierno municipal ha denunciado lo que considera "cláusulas abusivas" que son "contrarias tanto a los intereses del Ayuntamiento como, principalmente, a los de los propios vecinos", por lo que ha anunciado que penalizará a la empresa por el incumplimiento de las obras.

   Además, si el conflicto no se soluciona, el Ayuntamiento procederá a reclamar a la constructora el pago del IBI de este solar desde 2005, fecha en la que les fue vendido el subsuelo, les exigirá el pago de la Ocupación Privativa del Suelo Público también desde 2005 y les pedirá el pago íntegro del coste del cerco perimetral que se construyó en 2009 para evitar accidentes, además de reclamar daños y perjuicios.