Actualizado 29/09/2009 18:54 CET

Cae una banda que asaltaba camiones y furgonetas que transportaban tabaco y recaudación de máquinas tragaperras

La operación 'Salteador' se ha saldado con quince detenidos, entre ellos los dueños de dos estancos de Madrid y Málaga

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarticulado una banda dedicada a asaltar camiones y furgonetas de reparto que trasladaban grandes cantidades de dinero procedente de máquinas 'tragaperras', tabaco y otras mercancías. Entre los quince detenidos, se encuentran los propietarios de dos estancos de Málaga y Madrid que recibían parte del material robado por la organización.

Los agentes han registrado en la denominada operación 'Salteador', desarrollada en Madrid, Toledo y Málaga, un total de 10 domicilios en los que han intervenido gran cantidad de los efectos sustraídos, entre ellos joyas, dinero, aparatos electrónicos. Además, localizaron diversas armas de fuego así como herramientas que la banda utilizaba para cometer los robos.

Los investigadores imputan a los detenidos 43 asaltos a camiones y furgonetas en las provincias de Madrid, Toledo, Málaga, Cádiz, Alicante, Valencia y Zaragoza.

Las investigaciones arrancaron el pasado mes de abril cuando la Guardia Civil recibió diversas denuncias de empresas de transportes o recaudadores de dinero de máquinas tragaperras o máquinas de tabaco, que informaban de haber sido víctimas de robos en el interior de sus vehículos.

'MODUS OPERANDI'

Las pesquisas evidenciaron que el grupo, distribuido en tres células, se dedicaba a recorrer a diario polígonos industriales y zonas comerciales. Una de sus divisiones sometía a vigilancia el objetivo seleccionado y, cuando sospechaba que transportaba la caja fuerte, cajas de tabaco u otro tipo de mercancía, forzaba las puertas del vehículo aprovechando el momento en el que su conductor se apeaba.

Después de forzar las puertas con palanquetas o radiales autónomas, trasladaban el material sustraído en una furgoneta de la red. El día del robo, los atracadores también contactaban con los destinatarios de la mercancía que se la compraban a muy bajo precio.

Agentes del Grupo de Delincuencia Organizada de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil descubrieron la identidad y residencia de los miembros del grupo así como de los receptadores del material robado y procedieron a su detención.

Entre los diez registros efectuados, siete se realizaron en Madrid, dos en Málaga y uno en Toledo. En ellos, los agentes intervinieron nueve vehículos, 17.000 euros, tres armas de fuego simuladas, útiles para cometer robos, documentación y teléfonos, móviles, televisores de plasma, gafas y otros efectos robados.