Carmena identifica la política de las mentiras y burlas como la responsable de la fractura que los jóvenes sienten

Publicado 04/12/2019 13:20:52CET
Manuela Carmena en la presentación de su libro en Madrid
Manuela Carmena en la presentación de su libro en Madrid - EUROPA PRESS

Ecología, feminismo, sexo, educación con imaginación, inmigración y Greta Thunberg tienen cabida en 'A los que vienen'. Seis meses después de dejar Cibeles se declara "muy feliz"

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena ha abogado por más democracia participativa como vía de mejora del sistema actual y ha identificado a la política marcada por las mentiras, las descalificaciones y las burlas como la responsable de la "gran fractura" que los jóvenes sienten hacia las formas más tradicionales de hacer política.

Son algunas de las reflexiones a las que ha dado voz este miércoles en la presentación ante la prensa de 'A los que vienen' (editorial Aguilar), su primera incursión en la literatura tras dejar la Alcaldía, a la que le seguirán dos más, una de ellas en forma de cuentos infantiles. Mañana se pondrá el libro a la venta.

Ecología, sexo, educación con imaginación, inmigración y Greta Thunberg tienen cabida en las 315 páginas de 'A los que vienen', una larga conversación con las generaciones más jóvenes desde el punto de vista de una mujer que se declara, en palabras de la editorial, de izquierdas, feminista, patriota cuando la patria es en positivo, agnóstica, madre y abuela.

PREPARA UNA FUNDACIÓN PARA "RECUPERAR LA ÉTICA EN LA POLÍTICA"

Se declara "muy feliz" fuera de la primera línea política institucional, ha dedicado estos primeros meses a cuidar el limonero del que habló en la jornada de reflexión --está preocupada porque le están saliendo con la piel más fina--, está montando una fundación "de manera singular" para "recuperar la ética en la política", escribiendo, impartiendo charlas, arreglando las goteras de su casa y, sobre todo, viviendo "una vida normal". "Me siento feliz, muy dueña de mi tiempo", ha asegurado a la prensa.

También tiene tiempo para desear otra política. Y dentro de esos futuros imposibles enmarca el que le hubiera gustado un pacto en Cibeles para que la dejasen "dos años más para acabar las cosas" porque se encuentra con actos del nuevo Ejecutivo que le causan dolor, como la interrupción de las obras del Palacio del Capricho "cuando estaban a punto de acabarse", uno de sus proyectos más mimados cuando estuvo al frente de la Alcaldía.

Lo que tiene claro es que "los cambios en la vida vienen muy bien". E igual de claro tiene la importancia de la conversación, lo que es este libro, que termina con una 'Carta a todas las chicas', donde recoge sus impresiones sobre los peligros del amor romántico, les invita a que aprendan a tener sexo "porque sólo así se conseguirá que sea un placer y no un problema" o les alerta de la violencia y las relaciones tóxicas, todo ello coronado con un correo electrónico para que ellas, las adolescentes, le envíen sus respuestas e impresiones.

La anterior regidora de Madrid ha comenzado afirmando que una de las cosas que más le 'tocó' durante su mandato fue la pregunta de un niño, que le espetó que por qué los políticos mienten. "No puede ser que los adultos más emblemáticos, los políticos que nos representan, mientan. Eso no se puede tolerar", ha defendido.

LOS PORQUÉS

A los jóvenes les ha mandado en este sentido un mensaje, que no se dejen convencer por los que dicen que las cosas no se pueden cambiar porque no es así, al contrario, se deben cambiar para progresar porque "la historia de la humanidad es la historia de la mejora constante del mundo".

Y en esto tienen mucho que ver los jóvenes, en ese cambiar el mundo para hacerlo "más humano y estética y éticamente aceptable", aunque se encuentren con la política tradicional que ven que no vale para ese cambio. "Esa es la gran fractura, el gran vacío de la desorientación de la juventud que hay que llenar", ha diagnosticado.

Cree que lo que tienen que poner por delante son los porqués. "No hay que tener demasiado respeto a los que siempre nos han dicho de que tiene que ser así. Es maravillosa la actitud de los por qués", ha manifestado desde el Café Comercial. "Siempre las cosas así no. Hay que cambiar. ¿Por qué vamos a aceptar que veamos cosas en la democracia que fallan (y no hacer nada)? Hay que cambiar", ha declarado.

DE BANDEROLA CON SU CARA A BOLSA "PARA NO LLEVAR PLÁSTICOS"

Y lo ha hecho en un momento en el que toda una serie de politólogos y expertos defienden que la democracia representativa no tiene que circunscribirse a los partidos sino que abren la puerta a los "sorteos directos" en aspectos complementarios, algo de lo que ella puede dar fe en otro ámbito, en el judicial, cuando ejerció de magistrada.

No ha querido obviar en la lucha contra el cambio climático la actitud del Papa Francisco, "pionero" en su forma de actuar, y que los cambios conciernen a toda la sociedad, no se limitan a los más ricos, porque "uno no puede tener su propio aire particular". La clave está en que "empiecen a subir los movimientos de iniciativas desde abajo" y para eso pone un ejemplo: reutilizar las banderolas de Más Madrid que se colgaron en los balcones durante la campaña en bolsos "para no llevar plásticos". En una conversación sobre jóvenes no ha podido faltar la mención a la activista medioambiental Greta Thunberg, de camino a Madrid para participar en la Cumbre del Clima. Carmena, más que enviarle un mensaje, se decanta por escuchar el suyo y darle ánimos para seguir. Además está "deseando ver las iniciativas que (los jóvenes) ponen encima de la mesa".

LA IZQUIERDA HABLA POCO DE LA FELICIDAD

El mensaje de fondo del libro es que se puede ser feliz contribuyendo al cambio social porque mejora la vida de todos. "La gente feliz hace feliz a los demás. Es un tema, el de la felicidad, del que la izquierda habla poco cuando es un elemento determinante porque facilita la estructura de cambio. Quien está feliz es seductor para esa línea de cambio", ha opinado.

El feminismo no falta en las páginas del libro. En él, Manuela Carmena llega a la conclusión de que la violencia es el recurso del que no ha sabido convencer, es "el fracaso de la inteligencia". Y todo ello para recordar que el feminismo "nunca ha tenido la tentación de caer en la violencia" y que hay que seguir luchando "pero no desde un rincón sino desde el podium".

La religión es otra de las cuestiones que aborda en el libro. Lo hace al referirse a la primera cabalgata de reyes organizada por Ahora Madrid. Cree que es "imprescindible asumir ideológicamente la crítica de no haber sabido desde la izquierda reconocer la importancia del sentimiento religioso para algunas personas", expone en el texto, donde argumenta que se debe interiorizar "para que la derecha deje de convertirlo en un contenido ideológico propio y excluyente".

En cuanto a la patria, Manuela Carmena invita a repensar este concepto y dejar de vincularlo al sufrimiento pasado y unirlo a otro que facilite ser mejores seres humanos, esto es, una patria unida a la vida y no a ese concepto de sacrificio y muerte.

Contador

Para leer más