Cifuentes rechaza que la marcha del Orgullo Gay discurra por Gran Vía por seguridad

Actualizado 23/06/2014 18:06:53 CET
Día del Orgullo Gay
Foto: Reuters

Finalmente se manifestarán el 5 de julio por el paseo del Prado, como hicieron por primera vez el año pasado

   MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Delegación del Gobierno en Madrid ha rechazado que la marcha del Orgullo Gay del próximo 5 de julio discurra por la Gran Vía, como pretendían sus organizadores, por la imposibilidad de transitar de los servicios de urgencias y emergencias ante el posible "colapso" de la vía durante la manifestación.

   Así, el departamento que dirige Cristina Cifuentes ha acordado aprobar el itinerario alternativo por el Paseo del Prado. Así, la marcha se celebrará entre las 18.30 y la 1 horas entre Atocha y Colón, pasando por Neptuno, Paseo del Prado, Cibeles y Recoletos, con finalización en la plaza de Colón, según la resolución a la que ha tenido acceso Europa Press.

   El Colectivo de Gays de Madrid (Cogam) y la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) había solicitado que el recorrido fuera desde la Puerta de Alcalá hasta la Plaza de España, como así se ha celebrado en todos los años anteriores salvo el pasado, que discurrió por el paseo del Prado por los mismos motivos que se alegan ahora.

   Y es que, según un informe emitido el Ayuntamiento de Madrid, no es viable el primer itinerario porque "haría muy dificultoso y casi imposible el acceso a la zona de los servicios de urgencias y emergencias". Además, señalan que las vías de Alcalá, Gran Vía y Plaza de España son vías principales de la red viaria, constituyendo puntos neurálgicos de intercomunicación.

   De hecho, indican que el número de coches por la Puerta de Alcalá supera los 120.000 coches al día, la plaza de Cibeles los 195.000, la Gran Vía los 55.000 y la plaza de España los 43.000.

   "Dada la ordenación urbana de la zona sería muy dificultoso y casi del todo punto imposible poder llevar a cabo aquellas medidas de regulación y ordenación viaria con los correspondientes cortes y desvíos del tráfico rodado, así como el acceso de los servicios de urgencia y emergencias, por las vías adyacentes al recorrido propuesto, dada la previsión de asistentes y máxime teniendo en cuenta que las mismas se encuentran, además, ocupadas por las diferentes infraestructuras y mobiliario que con ocasión de la celebración de las fiestas del Orgullo Gay en el distrito Centro se instalan en las mismas", apunta el informe municipal.

   Del mismo modo, señalan que se produciría una "grave incidencia" en el servicio público de transportes (EMT), dado el elevado número de líneas de autobuses que circulan y tienen parada por la Gran Vía.

   Por tanto, teniendo cuenta lo informado por el Ayuntamiento de Madrid, el elevado número de personas que tradicionalmente asiste a esta marcha y el previsible "colapso circulatorio en el centro de Madrid que dificultaría y haría prácticamente imposible la adecuada prestación de los servicios de urgencia y emergencias, así como el acceso a los lugares donde éstos fueran requeridos", la Delegación del Gobierno en Madrid estima que por razones de seguridad es más idóneo el recorrido alternativo propuesto por los organizadores con inicio en la Plaza del Emperador Carlos V y final en la Plaza de Colón.

NORMAS PARA LAS CARROZAS Y ORGANIZACIÓN

   Asimismo, en cuanto a los vehículos/carrozas que participen en la marcha, el Ayuntamiento de Madrid, en el marco de sus competencias, señala que los vehículos deben ir matriculados, así como en todo caso los que funcionen como vehículos tractores, que participen en actos público y/o reivindicativos con asistencia masiva de ciudadanos deberán cumplir con los requisitos de la legislación específica, entre otros: permiso de Circulación, Tarjeta de Inspección Técnica y seguro de vehículos.

   El responsable de seguridad de la organización deberá dispondrá de original o copia de dicha documentación, por si le es requerida por los integrantes del dispositivo de Policía Municipal. Además los conductores deberán estar en posesión del permiso correspondiente al vehículo que utilizarán.

   Los viales por los que transite el evento tendrán que estar libres de obstáculos que supongan un riesgo potencial para los participantes. Será responsabilidad de la organización la señalización de las reservas de estacionamiento, si fuera necesario.

    Igualmente el recorrido deberá estar completamente vallado, o en su defecto, será obligatorio realizar un perímetro de seguridad en torno a los vehículos que circulen en el citado evento, formado por personas que impidan el acceso a la zona de influencia de la conducción con el fin de preservar el entorno de seguridad vial de peatones y participantes.

   Los responsables de seguridad de las entidades organizadoras o participantes del evento contarán con personal suficiente para flanquear y acompañar a pie las carrozas durante todo el recorrido. Este personal cualificado estará debidamente equipado e identificado y será conocedor de sus funciones, detalla el Consistorio.

   Además, según añade la Delegación, deberán ser atendidas por parte de los organizadores y participantes en dicha reunión las indicaciones de los responsables de los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad dirigidas a ordenar el normal desarrollo de la misma, "con el fin de no perturbar el libre ejercicio por los demás ciudadanos de sus derechos y libertades y para hacer posible la prestación de servicios públicos esenciales y el mantenimiento de la seguridad ciudadana"·.

   Por otro lado, la instalación de cualquier elemento material en la vía pública, ya sean escenarios, mesas, etc., deberá cumplir la legislación vigente en materia de régimen local, autonómico o estatal a los efectos de salvaguardar el resto de bienes constitucionalmente protegidos.

   Por último, en cuanto al uso de megafonía, los promotores de la manifestación del Orgullo Gay deberán respetar los límites de emisión sonora establecidos por la normativa municipal.