Actualizado 19/10/2015 18:35 CET

La Comunidad dice que hay una propuesta de procedimiento sancionador para la adjudicataria de la residencia de Peñuelas

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general técnico de la Consejería de Políticas Sociales y Familia, Miguel Ángel Jiménez Pérez, ha informado este lunes a los grupos parlamentarios de que hay una propuesta de procedimiento sancionador contra la empresa adjudicataria de la residencia de mayores de Peñuelas que podría dar origen a la imposición de "penalidades económicas por incumplimiento de sus obligaciones".

Así lo ha manifestado en su comparecencia en la comisión de Políticas Sociales y Familia de la Asamblea, a la que había sido llamado a instancias del Grupo Parlamentario de Ciudadanos el consejero del ramo, Carlos Izquierdo, quien ha delegado en el secretario general técnico.

Miguel Ángel Jiménez Pérez ha recalcado que Aralia Servicios Sociosanitarios tiene que cumplir con sus obligaciones como adjudicatario, aunque ve "comprensible" la postura de la empresa, que esgrime que tiene que asumir unos costes que no estaban previstos ya que el anterior adjudicatario había incumplido sus obligaciones.

Según ha recordado, Aralia resultó adjudicataria del contrato para la gestión de la residencia de Peñuelas que se licitó en 2014 y que se adjudicó en 2015 y lleva prestando servicios desde marzo de 20015. Previamente la residencia de Peñuelas estaba gestionada por la empresa Eulen, a la que se le adjudicó el contrato en 2002 y se prorrogó sucesivamente hasta su finalización.

"La razón fundamental que determinó no seguir prorrogando ese contrato fue la falta de instrumentos para garantizar una correcta ejecución del contrato y, sobre todo, un correcto cumplimiento de las obligaciones contractuales", ha explicado.

"El anterior adjudicatario, Eulen, había incumplido sistemáticamente las obligaciones que le marcaban los pliegos en todo lo que tenía que ver con el mantenimiento", ha afirmado el responsable de la Consejería de Políticas Sociales y Familia.

En este sentido, ha explicado que en todos los contratos de gestión indirecta de centros de su titularidad la Comunidad asume la obligación de realizar las obras necesarias de todo lo que tiene que ver con las infraestructuras fijas e instalaciones fijas de los edificios, mientras "todo lo que tiene que ver con reposición de equipos, mantenimiento en general de los mismos, obtención de las correspondientes licencias vinculadas al mantenimiento de los sistemas de seguridad, desinsectación, etc., es obligación de la entidad adjudicataria".

Así, Eulen fue objeto de un procedimiento sancionador que finalizó en una sanción administrativa que se le impuso por incumplimiento de esas obligaciones de mantenimiento, ha indicado el secretario general técnico del departamento encabezado por Izquierdo, al tiempo que ha señalado que esta empresa ha sido objeto de varios requerimientos, una vez finalizado el contrato, "para poder revertir el servicio público en las condiciones en que estaba", que ha cumplido parcialmente en algunos casos pero en general ha inclumplido, lo que va a tener como resultado la "incautación de la garantía definitiva y la exigencia de responsabilidades por su incumplimiento".

En cuanto a la actual adjudicataria, ha reconocido que es "inevitable" que cualquier cambio de adjudicatario genere "disfunciones", por lo que las administraciones suelen realizar un "seguimiento mucho más cuidadoso en los primeros meses" y ser más "tolerantes a las disfunciones", pero en el caso de Aralia ese plazo de un mes o dos "ya ha transcurrido con creces".

En lo que va de año, han tenido lugar seis actuaciones inspectoras y al menos cinco visitas de los técnicos de seguimiento de los contratos.

Según ha reconocido el responsable del Gobierno regional, en Peñuelas se han acumulado las deficiencias de mantenimiento, una plaga de cucarachas, el fallo del sistema de climatización en verano y problemas de ruido.

En cuanto a las deficiencias de mantenimiento, ha señalado que tienen que ver con el incumplimiento de sus obligaciones por parte del anterior adjudicatario. Respecto a la plaga de cucarachas, ha explicado que se generó por un defecto constructivo, al tiempo que ha aclarado que la residencia fue construida por el IMSERSO que la transfirió a la Comunidad, antes de indicar que después de las obras que se han llevado a cabo han podido "contener la plaga y eliminarla".

EL FALLO DE CLIMATIZACIÓN AFECTÓ A TODOS LOS CENTROS

Con relación al fallo del sistema de climatización, ha admitido que se produjo en la totalidad de los centros residenciales, ya que los sistemas no estaban preparados para que funcionaran a tan altas temperaturas.

No obstante, ha señalado que las obras de adecuación del sistema de climatización ya se han iniciado. Por otro lado, ya se han acometido las obras que han logrado subsanar el problema de ruidos.

Precisamente, como consecuencia de las obras de adecuación del sistema de climatización se produjo la caída de un falso techo que, "afortunadamente no tuvo consecuencias para ningún usuario", porque la empresa que realizó los trabajos eliminó los sostenes del falso techo y no los repuso.

Miguel Ángel Jiménez Pérez también se ha hecho eco del "elevadísimo número de quejas", que han dado lugar a tantas actividades y seguimientos. Como resultado de las quejas y de las actuaciones inspectoras, ha constatado que el problema fundamental tiene que ver con el mantenimiento de las instalaciones, "que se va abordando". No obstante, ha hecho hincapié en que los procesos de licitación y realización de las obras llevan tiempo.

Según los datos que ha aportado, desde 2009 se han destinado 512.000 euros a obras de adaptación y mantenimiento correctivo y preventivo en Peñuelas y están previstas nuevas inversiones por un importe similar.

En cuanto a las quejas sobre "deficiencias en la atención directa", ha precisado que la semana pasada se realizó una actuación inspectora a las 6.00 horas de la maña y se constató que todos los usuarios estaban durmiendo, por lo que "el horario era de cumplimiento".