Actualizado 07/02/2013 15:32 CET

La Comunidad realizó más de 10.000 inspecciones en 2012 para garantizar la seguridad alimentaria

Conservas, Alimentos
RHURTUBIA/FLICKR

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid realizó en 2012 un total de 10.172 inspecciones a 6.596 empresas del sector alimentario, en el marco del Plan de Inspección en Higiene, Calidad y Seguridad Alimentaria, cuyo balance ha podido conocer este jueves el Consejo de Gobierno.

El objetivo de esta actividad es garantizar la seguridad alimentaria en la región, según ha informado en la rueda de prensa posterior al Consejo el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria.

Las inspecciones cubrieron todo el proceso de elaboración, distribución y consumo de alimentos e incluyeron entidades dedicadas a la elaboración, envasado, almacenaje, distribución, restauración social y comercial, venta minorista, mataderos y salas de despiece de caza y carne de lidia.

En algunos sectores como el de los mataderos y salas de despiece de caza y de carne de lidia se inspeccionó el cien por cien de los establecimientos ubicados en la región.

Si en el transcurso de los controles oficiales se detectan deficiencias en los establecimientos alimentarios, además de la realización de nuevas inspecciones de seguimiento, se pueden adoptar otras medidas, como la suspensión temporal o definitiva de la actividad de la empresa, la retirada cautelar o definitiva de alimentos y bebidas del mercado o la sanción económica.

A lo largo de 2012 la Dirección General de Ordenación e Inspección adoptó un total de 1.414 medidas de este tipo, que incluyeron 62 suspensiones de actividad o cierres, 114 propuestas de sanción económica, con un total que supera el millón y medio de euros, y 22 toneladas de productos retiradas del mercado. La mayor parte, 1.284, a inspecciones de seguimiento de plazos.

Asimismo, a lo largo del año se decomisaron un total de 22.537 kilogramos de alimentos por diferentes motivos. El mayor volumen de fueron decomisados por rebasar la fecha de caducidad (9.496 kilos), por no presentar unas cualidades organolépticas adecuadas, como aspecto, olor o sabor (6.993 kilos), deficiencias en el etiquetado (1.767 kilos) y por productos no autorizados (1.243 kilos).

Para llevar a cabo el control de la seguridad alimentaria, la Dirección General de Ordenación e Inspección cuenta con 307 profesionales, de los cuales 151 son veterinarios, 78 farmacéuticos, 24 ayudantes de inspección, siete técnicos de laboratorio, 10 auxiliares de laboratorio así como personal de gestión y administrativo.

LA PRÁCTICA TOTALIDAD DE EMPRESAS AUDITADAS CUMPLE LA NORMA

Del total de inspecciones, 7.262, más del 70 por ciento, se efectuaron sin previo aviso dentro de un plan programado, y en su transcurso se auditaron los sistemas de autocontrol basados en el Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos implantados en 1.665 empresas alimentarias, con resultado favorable en el 92,7 por ciento de ellas.

Este porcentaje es superior a años precedentes y muestra el avance progresivo de las empresas alimentarias en el cumplimiento de los requisitos de higiene y seguridad.

En el transcurso de estas inspecciones se comprueban las condiciones higiénicas de las instalaciones, la maquinaria, los trabajadores, las manipulaciones, el transporte, el etiquetado y el suministro de alimentos al consumidor final.

Asimismo, 1.626 inspecciones, el 16 por ciento, fueron realizadas por demanda de terceros, como investigación de denuncias, alertas, intoxicaciones alimentarias y emisión de certificados de exportación de alimentos, entre otros motivos.

Finalmente, otras 1.284 fueron inspecciones de seguimiento de medidas correctoras de los incumplimientos detectados en las inspecciones anteriores.

MARCHAMO DE CALIDAD PARA COMERCIO INTERNO Y EXPORTAR

Estas actuaciones de la Consejería de Sanidad para garantizar la seguridad alimentaria sirven, asimismo, como marchamo de calidad de los productos agroalimentarios de la Comunidad, que supone el 7,6 por ciento del Producto Interior Bruto de la región y se sitúa en sexto lugar por ventas en el ámbito nacional.

Además, Sanidad realiza inspecciones a industrias agroalimentarias con los criterios establecidos por determinados países importadores. Esta inspección y autorización es un requisito imprescindible para que autoricen la importación des estos productos.

Así, en 2012 la Dirección General de Ordenación e Inspección de la Consejería de Sanidad autorizó a renovó la autorización de 14 empresas para exportar a Rusia -la mayor parte-, Corea del Sur, Sudáfrica y Chile.