2 de abril de 2020
 
Publicado 26/03/2020 20:42:04 +01:00CET

Familiares de una residencia de Colmenar piden ayuda a autoridades porque los mayores "caen como moscas"

Residencia Hestia de Colmenar Viejo
Residencia Hestia de Colmenar Viejo - GOOGLE MAPS

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Familiares de internos de la residencia Hestia de Colmenar Viejo han pedido este jueves ayuda a las autoridades y test de diagnóstico del coronavirus porque los ancianos "están cayendo como moscas".

El primer caso por coronavirus ocurrió a principios de mes y fue derivado al hospital, donde falleció y fue confirmado como positivo. Quince días después hubo tres nuevos casos, dos de ellos con fallecimiento y otro recuperado de Covid-19. Ayer hubo dos muertes más y hoy la última, según informa a Europa Press la hija de una de las residentes de Hestia, donde solo vive una veintena de personas.

"Yo no voy a permitir que mi madre espere a su muerte en el sofá. Estamos viendo a personas que en poco tiempo las ponen oxígeno y mueren. Hemos pedido repetidamente al gerente que pida test para saber cuántos están infectados. He llamado al 012, al 060, a la Guardia Civil, al Ayuntamiento y hasta la Subdelegación del Gobierno para que las autoridades se personen allí y nos digan de verdad lo que está pasando", manifiesta.

En este sentido, esta familiar critica que no se les proporcione toda la información sobre el estado de salud de los mayores, los menús y el personal que les trata. "Dicen que tienen asistencia geriátrica y es mentira. No tienen ni terapeutas", se queja.

Otro de los familiares, Miguel ha mostrado también su "preocupación" por la situación de la residencia, ya que está habiendo varios fallecido y se prohíbe las visitas por el protocolo anticontagio. "Nos dicen que no se puede hacer nada más, que se les confina, se les da antibióticos si lo necesitan y se le controlan sus constante pero nada más", ha dicho.

ESPERAN A LA UME

Ahora espera que llegue la Unidad Militar de Emergencias a desinfectar el centro y ayuda médica externa. "En esta residencia es muy pequeñita y van muchos muy seguidos. Mi madre está bien pero me da miedo, están cayendo como moscas", ha aseverado.

Por otro lado, José Luis, el responsable de Hestia Colmenar Viejo, ha negado cualquier tipo de desatención o desinformación, ya que hay habilitado un grupo de WhatsApp y diariamente envían a los familiares un vídeo en el que pueden ver la situación de todos los internos. Reconoce las dificultades para conseguir test de diagnóstico, como en el resto de los geriátricos.

El responsable de esta residencia tampoco da por válidos los datos de seis fallecimientos este mes por coronavirus y los reduce a dos. Asimismo, ha señalado que cumple rigurosamente con los protocolos de aislamiento y distancia entre los internos para evitar los contagios. También ha apuntado que se mantiene en contacto con Salud Pública.

Contador

Para leer más