Actualizado 30/04/2020 11:00:56 +00:00 CET

Las familias madrileñas, "muy colaborativas" con las pruebas del estudio de seroprevalencia

La técnico sanitario, Desiré León, y la enfermera, Vanessa Bonivento, salen del Centro de Salud Cerro del Aire en Majadahonda (Madrid) para realizar estudios de seroprevalencia en domicilios.
La técnico sanitario, Desiré León, y la enfermera, Vanessa Bonivento, salen del Centro de Salud Cerro del Aire en Majadahonda (Madrid) para realizar estudios de seroprevalencia en domicilios. - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los 30 equipos formados por conductor y enfermera para realizar el estudio de seroprevalencia en los hogares madrileños comenzaron este miércoles a visitar los domicilios para hacer las pruebas, que constan de un test rápido y de una extracción de sangre opcional, para las que las familias se muestran "muy colaborativas".

Así lo ha manifestado una de las enfermeras que acuden a las casas para el estudio de seroprevalencia en declaraciones a los medios de comunicación en el Centro de Salud Cerro del Aire de Majadahonda, que ha destacado que "el recibimiento es buenísimo".

Antes de entrar, lo primero es presentarse y a continuación se visten en la puerta de la casa con un equipo de protección completo, que consta de monos, mascarillas, cubrezapatos y guantes. Luego, piden a los miembros del hogar que firmen el consentimiento adaptado y les transmiten las instrucciones.

El test rápido se realiza mediante una punción parecida a la que se realiza en un test de azúcar, y los resultados se conocen en 10 minutos, mientras que la venopunción es opcional. "Las familias están muy colaborativas, o sea que permiten hacer las dos pruebas. Son métodos poco invasivos y se realizan de una forma rápida", ha indicado la enfermera, que ha subrayado que el test no detecta la enfermedad sino si alguien ha "estado en contacto o no" con el virus.

El tiempo previsto para realizar ambas pruebas a cada uno de los participantes en el estudio es de 30 minutos aunque se intenta que sea "más fluido" , y los equipos cuentan con visitar 5 domicilios al día.

Por su parte, el gerente adjunto asistencial de Atención Primaria del SERMAS, Jesús Vázquez Castro, ha explicado que el hecho de que se realicen dos pruebas responde a que "ningún test para esto ni ninguna otra cosas tiene cien por cien de sensibilidad o especificidad, por lo tanto, siempre hay que complementarlo".

Asimismo, ha recalcado que no se trata de test para diagnosticar el Covid-19 y que un test positivo no significa que se esté enfermo ni se esté contagiando, sino que se ha estado "en contacto" y se han "producido anticuerpos".

6.000 MADRILEÑOS, 2.400 HOGARES

Vázquez ha explicado que "siguiendo indicaciones de la OMS, todos los países que están en una pandemia para poder planificar y tomar decisiones es importantísimo hacer encuestas de seroprevalencia", por lo que "el Ministerio de Sanidad junto con el Instituto de Salud Carlos III ha elaborado una encuesta nacional epidemiologica para ver cómo está la situación de la seroprevalencia en toda España".

Para eso, ha recordado, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha seleccionado a 90.000 participantes, 36.000 hogares, de los cuales a la Comunidad de Madrid corresponden 6.000 participantes "por distintos sectores censales", en torno a 2.400 hogares, a los que se les contacta por teléfono para "invitarles" a participar y, si acepta, se les agenda la visita domiciliaria.

"No es un estudio para saber cuántos enfermos hay", ha recalcado, para añadir que se trata de "estudiar la seroprevalencia, el número de contactos de las personas que están en el hogar y cómo se comporta dentro del hogar el propio virus".

Así, además de los test rápidos IgG/IgM suministrados por el Ministerio de Sanidad, que tienen "muy buena sensibilidad y especificidad", al ser mayor del 80 por ciento, con los que se van a hacer las intervenciones dentro del hogar, en el caso de la Comunidad de Madrid, se van a realizar encuestas a los participantes. Una vez realizadas las pruebas, "vendría una llamada a continuación en las horas posteriores de los encuestadores para hacer unas preguntas de tipo epidemiológico", ha indicado Vázquez.

Cuando el test de anticuerpos resulte negativo, se repetirá con un máximo de "tres oleadas" para ver si alguna de las personas pudiese virar a lo largo de esas semanas. "Estamos viendo el comportamiento intrahogar, un tema muy importante a la hora de tomar decisiones", ha recalcado.

El estudio dura ocho semanas, con una primera "oleada" seguida de una semana de descanso y "otras dos oleadas", y "a finales del mes de junio" se prevé poder contar con un "análisis estadístico" y poder ver "cómo se está comportando, en qué zonas ha habido más contacto, el virus ha circulado más".

489576.1.260.149.20200430113747
Vídeo de la noticia