Gabilondo, el "radical del consenso" que gana las elecciones pero se queda a las puertas de la Comunidad

Publicado 27/05/2019 4:37:26CET
Ricardo Rubio - Europa Press

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El "radical del consenso" Ángel Gabilondo, a quien definió en esos términos recientemente su número dos en la lista a la Asamblea de Madrid, Pilar Llop, ha sido el más votado por los madrileños pero la suma de la derecha le va a dejar seguramente de nuevo a las puertas de la Comunidad de Madrid.

Consciente de que la situación requiere "aglutinar fuerzas", Gabilondo se ha postulado para liderar el "cambio" en la Comunidad tras 24 años de gobierno del PP "sin excluir a nadie", un cambio que ha presentado como "necesario" para hacer frente a la "desigualdad".

La descripción que Llop hizo de Gabilondo, con el que ha trabajado en la Asamblea de Madrid durante la última legislatura hasta que fue nombrada delegada del Gobierno para la Violencia de Género, responde a la estrategia del centro derecha de apelar al miedo ante un hipotético gobierno de Gabilondo apoyado por Más Madríd, la plataforma de Íñigo Errejón, y Podemos, encabezado por Isabel Serra.

Y es que Cs hasta ahora mantiene su veto a Gabilondo de cara a pactos postelectorales, anunciado semanas antes de las elecciones generales con el pretexto de que se había mostrado dispuesto a "negociar con independentistas tras el 28 de abril". Gabilondo, en una entrevista, había dicho que era partidario de hablar con todos "dentro de la Constitución y de las leyes".

Cs ha llegado a colgar una pancarta gigante alertando de que la Comunidad de Madrid se puede convertir en la "comuna" de PSOE y Podemos, mientras que el hombre al que no le gusta entrar en el barro porque son los pies son los que tienen que pisarlo pero "la cabeza tiene que estar por encima de los pies" ha respondido a los ataques del candidato de la formación naranja, Ignacio Aguado, acusándole de tener una "relación oblicua con la verdad".

No obstante, el candidato socialista ha defendido hasta el último momento que tendrán que sentarse a hablar, incluso ha insinuado que Cs podría retirar su veto porque tras las elecciones podría darle un "ataque de realismo".

Aunque nació en San Sebastián hace 70 años, Gabilondo se siente madrileño por haber formado su familia en Madrid, y además fue estudiante y llegó a rector de la Universidad Autónoma de Madrid, cargo que ostentó entre 2002 y 2009, cuando fue nombrado ministro de Educación por José Luis Rodríguez Zapatero.

El ahora presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recurrió al Catedrático de Metafísica, sin carnet de partido ni carnet de conducir, en 2015, tras la destitución como cabeza de lista de Tomás Gómez por las sospechas sobre los sobrecostes del tranvía de Parla, por las que finalmente no se le atribuyó responsabilidad alguna.

Gabilondo ganó las primarias que se convocaron para designar nuevo candidato a la Presidencia regional, a las que concurrió también Pedro Zerolo, quien finalmente fue como número 3 de la lista encabeza por Gabilondo pero falleció antes de recoger su credencial como diputado electo.

Por un diputado de diferencia respecto al bloque formado por el PP de Cristina Cifuentes, que fue la lista más votada, y Cs, Gabilondo se quedó a las puertas de poder formar gobierno con Podemos, ya que IU no consiguió el 5 por ciento para entrar, un fantasma que ha estado presente en esta campaña por la fragmentación de Podemos en Unidas Podemos, con Isabel Serra a la cabeza, y Más Madrid, la plataforma liderada por Errejón.

Durante los últimos cuatro años Gabilondo ha liderado la oposición, una tarea con la que dice haber aprendido mucho y que seguiría dispuesto a hacer si es lo que deciden los ciudadanos, según ha puesto de manifiesto en los últimos días, a pesar de que siempre ha sonado y suena como ministrable.

Contador