Publicado 14/03/2014 14:31CET

González dice que si la reforma fiscal pasa por un mínimo en Sucesiones se beneficiará a los "incumplidores"

Ignacio González
COMUNIDAD DE MADRID

TORREJÓN DE ARDOZ, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha afirmado este viernes que si la reforma fiscal que va a aprobar el Gobierno pasa por la imposición de un mínimo al impuesto de Sucesiones y Donaciones "va en la mala dirección", y "significa una subida de impuestos a los madrileños" así como "beneficiar a los incumplidores frente a los cumplidores".

En declaraciones a los medios en Torrejón de Ardoz, preguntado por el informe sobre la reforma fiscal, que apunta al establecimiento de un mínimo en el impuesto se Sucesiones, González ha dicho que si eso es así, "significa una subida de impuestos a los madrileños", y por tanto "no hay rebaja fiscal sino subida".

Por eso, con "todas las cautelas", porque aún no conocen el contenido de la reforma más que por los medios de comunicación, ha indicado que si esto fuera así les produce una "enorme preocupación e insatisfacción". "Si eso fuera así se estaría produciendo un perjuicio a Madrid y los madrileños desde punto de vista fiscal importante", ha remarcado.

Además, ha considerado que con esta reforma "más parece" que se vuelve a una decisión "que trata de beneficiar a incumplidores frente a cumplidores". "Si eso es así, volveremos a penalizar a aquellos que han conseguido mantener sus cuentas equilibradas y a ceder a algunas pretensiones que han hecho otros que no han cumplido esos objetivos y no han podido hacer una política fiscal incentivadora de la actividad económica, como sí hemos hecho otros", ha defendido.

Por eso, ha afirmado que la Comunidad estudiará las medidas que puede introducir en el marco fiscal que se permita a los madrileños para seguir incentivando la actividad económica. Así, ha explicado que Madrid no puede hacer nada en caso de que el Estado ordene estos cambios que no le gustan, pero ha dicho que lo que sí lo denunciarán y advertirán.

En su intervención, González ha explicado que en Madrid el impuesto de Sucesiones y Donaciones está bonificado al 99 por ciento, es decir que lo que se paga en la región es "un control fiscal en cuanto sucesiones y donaciones entre padres e hijos", por lo que si se establece un tipo obligatorio "lo que se establece es subir a los madrileños los impuestos" y por lo tanto, están "totalmente en contra".

Además, ha precisado que desde que hicieron la bonificación, en Madrid se han multiplicado por seis los declarantes y se recauda más.

En otro orden de cosas, ha apuntado que esta subida "no supone un ingreso adicional al Estado" por lo que, a su juicio, las comunidades deberían seguir teniendo, y "parece que se elimina", la capacidad fiscal para establecer sus políticas.

"No tiene sentido que cuando uno esta cumpliendo sus objetivos económicos y tenido muy buenos resultados económicos por una política fiscal incentivadora de la actividad económica y el ahorro se aborte esa situación", ha remarcado para sentenciar que no alcanza a ver la ventaja.

Además, se ha referido a la unidad de mercado y ha considerado que "si el objetivo fuera ése, se comprendería muy mal que se siguiera manteniendo la posibilidad de que algunas comunidades, como Navarra y País Vasco, pudieran suprimir estos impuestos y los demás no" porque "afectaría a la unidad de mercado".

"NO ES MUY INCENTIVADOR" QUITAR DEDUCCIONES POR VIVIENDA

En otro orden de cosas, no ha visto con buenos ojos "quitar las deducciones por adquisición de vivienda en un momento de crisis" en el que, además, hay "muchas viviendas colgadas". "No parece una medida de incentivación económica a un sector que ha sufrido mucho", ha denunciado González, quien ha apuntado que "tampoco es muy incentivador" que se "penalice la tenencia de viviendas".

A su juicio, todo "parece indicar" que la propuesta aboga por incrementar los recursos vía incremento de impuestos o la extensión de las bases "en lugar de hacerlo sobre la incentivación de la actividad económica", de manera que mediante su crecimiento "generase más ingresos". "Si eso fuera así nos preocupa y nos parece que sería una mala decisión", ha apostillado,

Sin embargo, a renglón seguido, ha afirmado que espera, y está "seguro", de que el Gobierno central "analizará ese estudio de expertos, introducirá modificaciones y aprovechará lo que considere que es bueno que es incentivar actividad económica y el empleo" para tener mayor recaudación.

Preguntado por si se aliará con alguna comunidad autónoma para luchar contra estas medidas, en el caso de que se aprueben, ha rechazado la idea, y ha remarcado que ellos están "en la defensa de los intereses de los madrileños" con una apuesta por aminorar la presión fiscal, incentivar la actividad económica y generar más empleo, que es "el crecimiento sano y la política fiscal sana" además de una "de las señas de identidad del PP".