Hecatombe en el PP de Madrid tras treinta años de victorias en la Comunidad al convertirse en tercera fuerza

Pablo Casado visita el Campus Google
Óscar J.Barroso - Europa Press
Publicado 29/04/2019 0:22:30CET

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PP de Madrid ha sufrido este domingo una hecatombe en los resultados de las elecciones generales en la Comunidad de Madrid tras treinta años de victorias consecutivas al convertirse en tercera fuerza en la región por detrás de PSOE y Ciudadanos.

Tras nueve elecciones generales ganadas en la autonomía, el PP ha conseguido 7 escaños, obteniendo, con el 98,91 por ciento escrutado, 690.234 votos en la autonomía, dejándose un total de 635.431 con respecto a los últimos comicios de 2016, y cosechando el peor resultado de su historia.

Así, se quedan fuera de la lista por Madrid la actual diputada Marimar Blanco, que iba en el número 9; el jefe gabinete del Pablo Casado y exconsejero regional, Javier Fernández-Lasquetty (10) o uno de los fichajes 'estrella', el torero Miguel Abellán, que iba en el puesto 11.

Además, los populares le han cedido a Ciudadanos el puesto en municipios 'clave' donde históricamente consumaban victorias, como Las Rozas, Alcobendas, Galapagar, Valdemoro o Boadilla del Monte.

El PP de Madrid ha sufrido desde las elecciones de 2016 un vuelco. Por aquel entonces, el partido, comandado por la exdirigente Cristina Cifuentes, arrasaba en las elecciones generales con 15 diputados.

Pero, tan solo dos años después, tras las informaciones sobre su máster y el vídeo en el que se le veía hurtando cremas en un supermercado, la expresidenta dimitía y dejaba un partido descabezado. Además, su abrupta salida abría una brecha entre las diferentes facciones del partido.

Mientras que una parte del PP apostaba por que siguiese al frente del Ejecutivo el hasta ese momento número dos', Ángel Garrido, otros preferían otras opciones con el objetivo de 'enterrar al cifuentismo'. La apuesta personal de la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, decantó la balanza hacia la primera opción.

Por otra parte, el presidente del Senado e histórico político madrileño, Pío García-Escudero, sería el elegido por Mariano Rajoy para liderar el partido, delegando parte de la dirección en cinco vicesecretarios: Isabel Díaz Ayuso, Antonio González-Terol, Alfonso Serrano, Ana Camíns y Marimar Blanco. Dirigentes que se 'volcaron' con Pablo Casado en las primeras que le dieron la victoria dentro de la formación.

Precisamente fue desde el seno del PP madrileño donde se aupó a Díaz Ayuso y al portavoz del PP en el Consistorio, José Luis Martínez-Almeida, como los candidatos de Madrid para las autonómicas y municipales del 26 de mayo. Se trata de personas también de la máxima confianza del presidente del partido, sobre todo la primera, que representan el 'ala más dura' del PP. Defienden la "renovación" de un partido "sin complejos".

Las últimas semanas tampoco han sido fáciles para el PP en la región. El malestar interno por la lista electoral de la Comunidad de Madrid y en el Ayuntamiento de la capital, en las que se dejaron fuera tanto a consejeros regionales como a históricos dirigentes del partido, y su posterior 'fuga' a otras formaciones no auguraba lo mejor.

La puntilla la dio esta misma semana Garrido. Tras no ser elegido candidato y pese a contar con un puesto de salida en la lista al Parlamento Europeo decidió fichar por Ciudadanos, convertirse en su candidato 'número trece' a la Asamblea. Alegó que es la formación 'naranja' es el partido que mejor representa "los valores del centro liberal" y asegurando que era la "única opción" para defender la "moderación, el diálogo y la concordia entre españoles".

Los 'populares' tienen ahora menos de treinta días para ponerse 'manos a la obra' e intentar frenar la debacle conservando la Comunidad de Madrid y recuperando el Ayuntamiento de la capital.

Contador