Hosteleros lamentan el "deterioro" de la Plaza Mayor por el "macrobotellón" de hinchas extranjeros los días de partido

Actualizado 08/12/2014 0:41:58 CET
Plaza Mayor de Madrid
CARLOS DE ANDRE

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Hosteleros de la Plaza Mayor, en representación de los establecimientos de hostelería localizados en el interior de la Plaza, ha expresado su "malestar" por el estado de "suciedad y deterioro" de este emblemático enclave del Madrid de los Austrias.

"En los últimos años venimos comprobando cómo el centro de la Plaza se convierte en un macrobotellón en días de afluencia de aficionados de equipos extranjeros por eventos futbolísticos", ha señalado en un comunicado.

Los hosteleros de la zona han lamentado "profundamente" los incidentes acaecidos ayer, cuando varios aficionados de Liverpool se concentraron en el lugar para beber latas de cerveza y jugar con una pelota. Uno de ellos resultó detenido por resistencia y desobediencia a la autoridad.

La asociación ha calificado de "deplorable" la imagen ayer de la Plaza Mayor transmitida tras el paso de los aficionados del Liverpool con motivo del partido de Champions League contra el Real Madrid celebrado anoche en el estadio Santiago Bernabéu.

Han querido aclarar que la gran mayoría de los aficionados que llenaron los locales de hostelería y las terrazas de la Plaza y de sus calles adyacentes tuvieron un comportamiento "ejemplar", pero se han centrado en aquellos que no lo hicieron.

"Y no nos referimos al consumo moderado y ordenado realizado en locales y terrazas habilitados legalmente para ello, sino a la ocupación de una zona pública para el consumo masivo y desproporcionado de bebidas alcohólicas de diversa procedencia. Defendemos nuestra profesión y el consumo en nuestros locales conforme a la normativa que nos es de aplicación y condenamos el consumo de alcohol en la vía pública y la venta ilegal ambulante", ha afirmado el presidente de la asociación, José Antonio Aparicio.

A su juicio, "la Plaza Mayor ha sido siempre punto de reunión de aficionados de equipos de fútbol que han llenado sus bares y restaurantes consumiendo de manera ordenada en sus locales y terrazas".

"Pero en los últimos años es cierto que el consumo de bebidas adquiridas en algunos comercios está provocando un consumo desaforado en la calle que genera suciedad, molestias y mala imagen, con riesgo incluso de altercados de orden público. Un comportamiento que nos es completamente ajeno, que rechazamos enérgicamente y del que sufrimos las consecuencias, obligándonos a permitir el acceso a nuestros aseos de personas ebrias y en algunos casos violentas para evitar males mayores", ha aseverado el presidente de los hosteleros de la Plaza Mayor.

Asimismo, señala que la presencia de bolsas de plástico de color verde y otros recipientes esparcidos por el suelo confirma que lo consumido no procedía de los locales de hostelería ubicados en la Plaza Mayor, sino de comercios situados en sus aledaños.

"Los hosteleros tenemos prohibida la venta de bebidas alcohólicas para su consumo en el exterior de nuestros locales con sanciones que pueden llegar hasta los 30.000 euros y que se han llegado a aplicar en anteriores partidos de fútbol con equipos ingleses de por medio", ha indicado Aparicio.

"Desarrollamos nuestro trabajo respetando al máximo el entorno y comprometidos con el medio ambiente y además de mantener a diario en perfecto estado de limpieza nuestros locales y las terrazas de veladores que tenemos autorizadas, reciclamos cada año casi 70 toneladas de vidrio y 20 de cartón", ha proseguido.

Por ello, ha mostrado su "preocupación" por el estado en que queda la plaza tras estos acontecimientos deportivos "y la falta de respeto que supone a un enclave turístico e histórico como la Plaza Mayor".

La Asociación de Hosteleros de la Plaza Mayor confía que en el futuro se impida la realización de estos "botellones", y para ello apuestas por que "se ejerza un mayor control en la distribución ilegal de alcohol de dudosa procedencia para consumo en la vía pública".

"En días como el de hoy nuestra actividad profesional se ve gravemente alterada y perjudicada, con riesgos evidentes para nuestros establecimientos y para los trabajadores que los atienden", han concluido.

Para leer más