Un informe de Riesgos Laborales de 2017 descartó riesgos relacionados con el cáncer en los juzgados de Colmenar

Publicado 19/07/2019 14:44:45CET

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Comunidad de Madrid emitió en 2017 un informe en el que se descartaba que hubiera riesgos relacionados con el cáncer y el ictus en los juzgados de Colmenar Viejo, tras detectar varios casos en algunos trabajadores de estas instalaciones.

Este informe lo ha dado a conocer la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid después de la queja de CCOO tras el hallazgo de una piedra de granito oculta desde hace 15 años en un habitáculo de los juzgados, y que, en opinión del sindicato, podría estar generando gas radón. De hecho, la Comunidad está realizando mediciones.

Según se desprende del documento fechado en abril de 2017 sobre la evaluación inicial de riesgos laborales de los Juzgados de Colmenar Viejo, el Servicio constata que no hay "riesgos específicos" relacionados con la aparición de patologías, cáncer e ictus de las trabajadoras de estos tribunales.

En concreto, se señala cinco casos de mujeres con cáncer diagnosticados entre agosto de 2013 y marzo de 2017 en los Juzgados de Colmenar Viejo, concretamente tres de cáncer de mama, un linfoma no Hodgkin y un cáncer de colon. "No aparecen datos de exposición a factores de riesgo para el desarrollo de tumores", subrayan.

Además, fundamentan que el proceso del cáncer es "bastante frecuente" y que la probabilidad de desarrollarlo "se incrementa con la edad". No obstante, comentan que se puede dar concentraciones inusuales en un lugar y espacio de tiempo concretos que pueden tener una causa común o por "puro azar" lo que da una "falsa epidemia".

Los requisitos para que se trate de un cáncer de origen profesional son tres: que uno de los tumores esté relacionado con la actividad profesional, que la exposición al factor sospechoso se produzca antes de aparecer la enfermedad y que la exposición sea en una dosis o cantidad determinada durante un tiempo suficiente como para provocar la enfermedad.

Según el informe, ninguna de las patologías resultantes de las diagnosticadas aparecen incluidas en el Real Decreto 12999/2006 del 10 de noviembre por el cual se aprueba las enfermedades profesionales en el sistema de la seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro.

"Teniendo en cuenta la ausencia de factores de riegos relacionados con la aparición de cáncer en el centro de trabajo, la edad de presentación de las patologías mencionadas, la frecuencia y el tipo de cáncer, en el momento actual no está justificada la realización de ningún estudio epidemiológico, ya que los datos apartados no apoyan la hipótesis de una causa común entre ellos y menos profesional", concluye.

Para leer más