Actualizado 15/08/2014 16:48 CET

El inspector que investiga la filtración de datos en hospital de Fuenlabrada pide relación de comparecientes

El consejero de Sanidad, Javier Rodríguez
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El inspector nombrado por la Comunidad de Madrid para investigar la filtración de datos de pacientes del hospital público de Fuenlabrada a un centro privado ya ha pedido relación de comparecientes para determinar las causas y la autoría de los hechos.

   Así lo ha confirmado hoy el consejero regional de Sanidad, Javier Rodríguez, tras asistir a la misa de la Virgen de la Paloma. "Cuando tengamos el resultado de la inspección se lo comunicaremos para que se esclarezca el hecho de forma clara y contundente", ha indicado.

   Rodríguez ha señalado que el inspector elegido para esta tarea es un "profesional" y supone que, entre otras personas, pedirá la comparecencia del gerente del hospital, del director médico, de algún enfermo y de personas de la clínica privada. "Eso entra dentro de su mecánica y sabrá hacerlo bastante mejor que yo. Nosotros nos atendremos al informe que nos haga y dependiendo del mismo tomaremos decisiones", ha adelantado.

TRÁMITE IRREGULAR

   El consejero explicó ayer que el traspaso de datos de los pacientes del Hospital de Fuenlabrada a la clínica privada Los Madroños se debe a que en el centro "se han saltado un trámite". Rodríguez ha señalado que "es el hospital el que tiene que llamar al paciente y preguntarle si quiere hacerse una prueba en un lugar distinto de su hospital de asistencia".

   "Si el paciente decide que sí, sus datos hay que mandárselos al otro hospital o clínica donde le van a estudiar, lógicamente, y esos datos van a un médico que tiene la obligación de confidencialidad", manifestó.

   En este sentido, reconoció que la actuación del hospital no ha sido "correcta", porque el protocolo a seguir "está muy claro en el convenio". "Parece ser que alguien ha tomado la decisión de mandar los datos a la clínica y que así sea la clínica quien llame a los pacientes, algo que no está contemplado en los protocolos y si ha sido así habrá que tomar medidas", declaró.

   Por otro lado, el consejero indicó que en estos momentos él tiene constancia de que el Hospital de Fuenlabrada "sólo tiene concierto firmado" con el centro privado de Brunete.

   Asimismo, Rodríguez apuntó que a los pacientes que les llamaron directamente de la clínica privada sin su consentimiento para hacerles ellos las pruebas "en primer lugar habría que pedirles disculpas, y en segundo lugar habría que garantizarles que sus datos son y serán confidenciales".

Para leer más