JpD acusa a la Delegación del Gobierno en Madrid de "criminalizar" el 25S y coartar "derechos fundamentales"

Actualizado 22/09/2012 17:29:17 CET

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la asociación Jueces para la Democracia (JpD), Joaquim Bosch, ha acusado este sábado a la Delegación del Gobierno de Madrid de tratar de "criminalizar" la acción prevista para el próximo 25 de septiembre que llama a rodear el Congreso y de "coartar derechos fundamentales".

Según ha explicado Bosch en declaraciones a Europa Press, los informes "sobredimensionados" de la Delegación del Gobierno en Madrid en los que previsiblemente se ha basado la Audiencia Nacional para citar a declarar a ocho personas relacionadas con la convocatoria tienen la intención de "limitar los derechos fundamentales" al tratar de imputar a los promotores de una protesta que es "legítima" y "pacífica".

En este sentido, Bosch ha manifestado la "preocupación" de la asociación que representa ante esta actuación, que busca, ha aseverado, "generar miedo" y "disuadir del ejercicio de derechos fundamentales", como son el de manifestación o la libertad de expresión, y que podría propiciar "con torpeza y poca responsabilidad un contexto de violencia" el día 25.

Así, ha explicado que "no se puede actuar de forma preventiva y con afirmaciones que presumen la culpabilidad penal sobre hechos no cometidos". "Si hay alteraciones del orden y se altera el funcionamiento del parlamento, ese delito se cometería, pero no al convocar una manifestación que no tiene intención de alterar. Se está disuadiendo de que se pueda protestar", ha añadido.

"No se puede presumir la culpabilidad", ha reiterado, para insistir, por un lado, en que el presunto delito contra Altos Organismos de la Nación que se les imputa "solo puede cometerse cuando el Parlamento esté reunido", y por otro, en que la intención de los manifestantes es protestar de forma pacífica.

Asimismo, Bosch ha denunciado la "irrupción de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en las reuniones de los promotores" en las que fueron identificados y raíz de las cuales han sido citados a declarar como imputados. "Entendemos que no son adecuadas las acusaciones. No tienen que intervenir en reuniones abiertas", ha criticado.

Además, ha advertido de que esto "no es un hecho aislado" ya que la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ya aseguró haber elaborado "listas negras de manifestantes". "Son afirmaciones gratuitas que buscan amedrentar a los ciudadanos que tienen el derecho a participar en manifestaciones", ha señalado.