Actualizado 26/06/2014 19:35 CET

Mariño dice que le gustaria que Coca-Cola se quedase en Madrid y van a seguir luchando por ello

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Empleo, Turismo y Cultura, Ana Isabel Mariño, ha manifestado su "firme deseo de que Coca-Cola permanezca en Madrid y no cierre dejando en situación de desempleo a muchos trabajadores" y ha agregado que incluso aunque la empresa reubicara a los trabajadores en otras plantas le gustaría que se quedase en Madrid y van a seguir luchando por ello.

Así ha respondido Mariño a la pregunta planteada en el pleno de la Asamblea por la portavoz de Empleo del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid, María José Navarro, sobre qué medidas va a adoptar el Gobierno regional para impulsar la reapertura de la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada tras la sentencia que anula el ERE presentado por la empresa.

La consejera ha señalado que este ERE no ha sido tramitado por la Comunidad de Madrid, cuyo gobierno es "respetuoso con las decisiones de los órganos judiciales", y espera que la empresa acate la sentencia en tanto en cuanto se convierta en firme.

Por su parte, la diputada socialista ha subrayado que el PP "es el responsable de esta reforma laboral que facilita EREs injustos e injustificados" y que el presidente regional, Ignacio González, "tiene la obligación de defender la industria y el empleo en la Comunidad de Madrid".

"Hablamos de una empresa rentable y competitiva, que en el caso de Fuenlabrada cumple todos los requisitos para ser defendida con uñas y dientes: apoyo social, local e institucional; instalaciones modernas; eficiente en la organización del trabajo y un diálogo social fluido", ha señalado Navarro, quien ha reclamado al Ejecutivo autonómico que sea firme en la defensa de estos trabajadores y no mire hacia otro lado.

"El Gobierno de Ignacio González no se puede poner de perfil, ahora es el momento de exigir el cumplimiento de la sentencia de la Audiencia, de exigir la reincorporación de los trabajadores despedidos y la reapertura de los centros cerrados. Deben mostrar su oposición frontal a los movimientos especulativos y mantener el empleo", ha agregado Navarro, ante trabajadores de Coca-Cola que han asistido al pleno.

Mariño ha aclarado que el Gobierno no ha ahorrado esfuerzos para evitar el cierre de la planta, pero que no puede poner barreras de salida a las empresas ni de entrada, "porque es perjudicial para los ciudadanos porque nos empobrecería".

En este sentido, ha afirmado que han puesto sobre la mesa propuestas que no han sido aceptadas "porque al final es el libre albedrío de una empresa que no ha recibido subvenciones de la Comunidad de Madrid, porque si no estaríamos hablando de otra cosa".