Mayor Zaragoza carga contra "globalización de la indiferencia" donde gobernanza mundial está en manos de 20 países

Federico Mayor Zaragoza, Manuela Carmena y Felipe Llamas
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 05/11/2018 17:14:59CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Fundación Cultura de Paz y exdirector de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza, ha cargado contra la "gobalización de la indiferencia", donde la gobernanza de todo el planeta está en manos de, primero, seis países, luego ocho y ahora 20, los del G-20.

"Hay que contrarrestar esa globalización que lleva al mundo a una situación difícil, a una insolidaridad que vemos en la otrora solidaria UE. Es la globalización de la indiferencia con la deriva cortoplacista y monetaria que debilita el Estado-Nación", ha declarado Mayor Zaragoza en la inauguración del II Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas y la Educación para la Convivencia y la Paz, que se celebra desde este lunes y hasta el jueves en el recinto de Matadero.

La música del pianista James Rodhes ha dado la bienvenida al II Foro. Las alcaldesas de Madrid, Manuela Carmena, promotora del foro, y de Barcelona, Ada Colau, han inaugurado las jornadas. Lo han hecho junto con el ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska.

El exdirector de la UNESCO defiende "unas naciones unidas que representen a los ciudadanos y donde no existan esas brechas de concentración de poder y dinero en muy pocas manos", las de los países del G-20. Mayor Zaragoza ha contrastado los más de 4.000 millones que se invierten al día en armas y gastos militares con las más de 20.000 personas que mueren de hambre, la mayoría menores. "Estas son las grandes amenazas de nuestro tiempo y no hay retorno", ha advertido.

Tampoco se ha olvidado de la lucha contra el cambio climático ni de la postura del Partido Republicano norteamericano, que "nunca ha querido que la espada de damocles de la amenaza nuclear desaparezca", igual que tampoco ha obviado el papel de los medios de comunicación, que "hoy son la voz de su amo" cuando deberían velar por proporcionar información veraz.

Y todo mientras la ciudadanía se ve como espectadora del mundo, no como parte activa de él. "Me gusta el fútbol pero no debemos ofuscarnos y tenemos que vernos como actores, no como espectadores" del mundo, ha retado y más teniendo en cuenta que ahora es "más fácil que nunca" expresarse gracias en buena medida a las tecnologías de la comunicación.