Actualizado 05/02/2014 15:24 CET

Metro obtendrá 40 millones en 2014 con su patrimonio y se planea un centro comercial en Ventas

Tren de metro en las cocheras
Foto: EUROPA PRESS

Las actuaciones en Plaza Castilla y Ventas se prevén acometerse en 2015 y se prolongarán durante dos años

   MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Metro de Madrid estima que obtendrá 40 millones este año con los primeros ingresos procedente de la venta de cuatro parcelas y se contempla usar los terrenos de las cocheras de Ventas, que se soterrarán, para la creación de un centro comercial, según han explicado a Europa Press fuentes del suburbano.

   Las cuatro parcelas saldrán a la venta a lo largo de 2014 aunque de momento no se disponen de fechas concretas, puesto que ello depende de la tramitación urbanística que realice el Ayuntamiento de Madrid para posibilitar los nuevos usos de estas zonas. No obstante, sí se recogen fechas estimativas en el caso de las actuaciones en Ventas o Plaza Castilla, que comenzarán en 2015 y se prolongarán durante dos años.

   Como ya detallaron las mismas fuentes anteriormente, Metro de Madrid espera obtener ingresos estimados en 120 millones de euros a través de las cuatro grandes operaciones (que comprenden más de 95.000 metros cuadrados) incluidas en su en el Plan Inmobiliario del suburbano, que se prevé culminar a finales de 2017. Para ello, se ha suscrito un protocolo de colaboración con el Ayuntamiento de Madrid.

   Además, esta enajenación de propiedades supondrá el paisaje urbano de zonas como Cuatro Caminos, Plaza de Castilla, Ventas y Pacífico (donde se encuentran estos terrenos propiedad de Metro) con el desarrollo de viviendas, zonas comerciales, oficinas, equipamiento públicos y zonas verdes. Los ingresos que se obtengan se destinarán a mantener la calidad del servicio en el suburbano.

   Los primeros 40 millones que Metro prevé facturar en 2014 procederán de los primeros pagos que realizarán las empresas que compren los diferentes ámbitos urbanísticos, quienes abonarán paulatinamente el total de la venta en función del cumplimiento de los hitos urbanísticos que Metro pacte con ellos, hasta llegar a finales de 2017.

PLAZA CASTILLA, LA OPERACIÓN MÁS AVANZADA

   Como ya es sabido, Plaza de Castilla ha sido el primero de los espacios objeto de este plan en obtener la aprobación definitiva por parte del Ayuntamiento de Madrid para su reordenación. El depósito es propiedad de Metro de Madrid (70%) y de la Comunidad de Madrid (30%) y dispone de una superficie total de 18.000 metros cuadrados, que supone el 19 por ciento del total de los terrenos que se quieren enajenar.

   En estas cocheras está prevista la construcción de tres edificios, dos propiedad de Metro y uno propiedad de la Comunidad. Se dedicarán a oficinas de logística del transporte y al uso de la Administración regional, lo que permitirá un ahorro a la Comunidad de Madrid en el alquiler de inmuebles para la prestación de sus servicios, al poder concentrar en este inmueble varias de sus oficinas.

   Los nuevos edificios que se construyan podrán albergar también usos comerciales y un parking, conforme a la nueva ordenación municipal. Con ello se obtendrán ingresos por la concesión del derecho de uso de sus propiedades y se estima que el desarrollo en este ámbito comenzará a construirse a finales de 2015, y la obra se prolongará durante dos años.

   Estos plazos son "meramente orientativos", ya que cada uno de los desarrollos requerirá, entre otros trámites, proyectos de reparcelación, urbanización y licencias de construcción, cuya gestión no es competencia de Metro sino del Ayuntamiento.

VENTAS PERMITIRÁ ACOMETER LA CONSTRUCCIÓN DE LA NUEVA SEDE SOCIAL

   En el caso del depósito de Ventas, que cuenta con más de 32.000 metros cuadrados de edificabilidad y más de 20.000 de superficie, se soterrarán las cocheras actuales para continuar dando servicio a la red suburbana. Aparte, se estima un aprovechamiento de los terrenos a través de un uso terciario comercial, por lo que ya está estudiando con el Ayuntamiento la posibilidad de desarrollar un centro comercial.

   La implantación de usos comerciales en este ámbito, "no sólo será una fuente de empleo y riqueza en la región, sino que, además, supondría para Metro una mejor rentabilidad, que le permitirá afrontar la ejecución de las infraestructuras necesarias que se generan para la empresa como consecuencia del desarrollo del Plan Inmobiliario, como es el soterramiento de las infraestructuras y la creación de la nueva sede social en Canillejas", indican desde Metro.

   El área de Ventas contará asimismo con una zona verde de más de 6.000 metros cuadrados. Según los plazos orientativos, Metro prevé el inicio de las construcciones en este ámbito a finales de 2015 y terminará en 2017.

   Cuatro Caminos, por su parte, con más de 62.000 metros cuadrados de edificabilidad, se destinará fundamentalmente a uso residencial, incluyendo viviendas de protección pública, admitiendo también en menor proporción uso terciario, de administración pública, así como una nueva  zona verde. El inicio de su construcción se prevé para 2016 y el final en 2018.

LA SEDE CENTRAL DE METRO SE TRASLADARÁ A CANILLEJAS EN 2018

   Similar transformación experimentará la zona de Granada-Cavanilles, en Pacífico y donde está actualmente la sede central de Metro, cuyos 31.000 metros cuadrados también se destinarán a uso residencial, terciario, equipamiento básico para los vecinos y zonas verdes.

   La actuación en esta última zona, la de Cavanilles, supondrá el traslado de la sede central a sus instalaciones en la zona de Canillejas, donde actualmente se encuentran los talleres centrales de la compañía y que, a partir de principios de 2018 albergará también la nueva sede social de la empresa.

   Con este traslado, para lo que se tendrá que construir un nuevo edificio en el que también se instalarán otros departamentos de Metro que hoy en día desarrollan su labor en inmuebles alquilados, se pretenden disminuir los costes en la producción y operación de Metro de Madrid, así como ahorro en alquileres de inmuebles y ahorros logísticos.

   Este desarrollo terminará de construirse a mediados de 2017 (tras dos años previstos de obras), estando igualmente prevista la finalización de la nueva sede social de Metro en 2017. También, en este caso, los plazos son orientativos debido a las razones antes explicadas.

   El Plan Inmobiliario de Metro contempla actuaciones menores en otras propiedades de la compañía, como son la integración en la trama urbana de antiguas subestaciones en desuso actualmente, en los distritos de Carabanchel y Salamanca.

Para leer más