Peironcely, la casa emblema fotografiada por Capa, se protege y se da luz verde a que acoja un equipamiento cultural

Peironcely, 10
AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo
Actualizado 26/02/2019 10:34:38 CET

Cuando el Consejo de Gobierno apruebe la modificación del PGOU se iniciará un proceso de expropiación que garantice el realojo a todos los vecinos

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los votos a favor de Ahora Madrid y PSOE en el Pleno han sacado adelante la protección de Peironcely 10, en Puente de Vallecas, vía modificación del Plan General de Ordenación Urbana y donde se apuesta por acoger un equipamiento cultural y un centro de memoria donde exponer la obra del fotógrafo húngaro Robert Capa. El PP se ha abstenido y Cs ha votado en contra.

   Cuando el Consejo de Gobierno apruebe la modificación del PGOU se iniciará un proceso de expropiación que garantizará el realojo de todos los vecinos, ha informado el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

   El portavoz de Cs de Desarrollo Urbano Sostenible, Bosco Labrado, ha explicado el voto en contra de su grupo no porque estén en contra del qué sino del cómo, ya que Peironcely 10 "no tiene elementos arquitectónicos destacados", en todo caso "un valor inmaterial". "Emplean (al gobierno) la normativa urbanística con destino a un inmueble que carece de elementos arquitectónicos destacados", ha argumentado.

SOBREVIVE A "BOMBARDEOS, MEDIOCRIDAD POLÍTICA Y ESPECULACIÓN"

   "Peironcely sobrevivió a los bombardeos y ahora lo hará a la mediocridad política y a la especulación inmobiliaria", ha lanzado la portavoz de Cultura del PSOE, Mar Espinar, que ha defendido que Peironcely 10 es un ejemplo de "justicia social". Al edil de Cs le ha pedido que mire los rostros de los vecinos, algo que "debería ser obligatorio para todos los políticos", y ha señalado que esta acción es un ejemplo de un "Ayuntamiento comprometido, eficaz y humano".

   La concejala del PP Paloma García Romero ha indicado que el PP "siempre está a favor de la cultura" y de que se recuperara el inmueble "pero hoy no se habla de sentimentalismo sino de un expediente urbano". La edil ha preguntado por qué el Gobierno no sustituye el expediente por una modificación del catálogo de edificios protegidos.

   Calvo ha replicado que para ello habría que hacer lo mismo, es decir, cambiar la calificación y el PGOU para recuperar el edificio, expropiarlo y pagar lo que corresponda al propietario para el realojo. Además ha aclarado a Cs que se protege Peironcely 10 por su valor simbólico y cultural.

   Ante el sentido del voto de Cs, rechazo al punto, el delegado ha acusado a Labrado de "adelantar al PP (que ha votado abstención) por la derecha" en una "decisión incomprensible" sobre la política de memoria histórica.

EXPROPIACIÓN

   En cuanto al proceso de expropiación --actualmente está habitado por familias en condiciones precarias--, el siguiente paso será la aprobación del expediente de protección al Pleno de la próxima semana y, a partir de ahí, se elevará a la Comunidad de Madrid, que es la Administración que podrá dar luz verde a la pretendida expropiación.

   Este edificio, situado en el barrio de Vallecas y que se hizo famoso tras ser fotografiado por Robert Capa al comienzo de la Guerra Civil, en otoño de 1936, fue propuesto en 2017 por la Fundación Anastasio de Gracia, con una campaña bajo el lema #Salva Peironcely10, para convertirlo en Bien de Interés Patrimonial.

   Desestimado por la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid se propuso al Ayuntamiento incluirlo en el Catálogo de Elementos Protegidos, y en el mes de julio de 2018 se aprobó inicialmente la modificación del Plan General, protegiendo todo el edificio por sus características constructivas, el interés de la fachada y la organización de viviendas, para destinarlo al uso de equipamiento público.

   La Junta de Gobierno aprobó inicialmente la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana para la catalogación con nivel 2 grado estructural de la edificación situada en en el barrio de Entrevías.

   La parcela, de 495 metros cuadrados de superficie, quedará calificada como dotación pública. La iniciativa aprobada por Junta para incorporar el inmueble al Catálogo de Elementos Protegidos del Plan General será la primera vez que se lleva a cabo en Madrid para proteger una edificación, no sólo por sus características constructivas, propias de los primeros años del siglo XX, sino atendiendo a su valor inmaterial y como testimonio de la memoria histórica.

   El grado de catalogación que se le asigna supone que se conservará la volumetría de la edificación y sus elementos arquitectónicos más destacados y que podrán desarrollarse obras en su interior en las zonas de menor relevancia constructiva.

   El edificio fue construido en 1927 en ladrillo visto y cubierta a dos aguas en teja plana. Cuenta con una sola planta de altura y tipología de viviendas de corredor en torno a dos patios muy estrechos, paralelos a la calle Peironcely, a los que se abren las viviendas de superficie entre 17 m2 y 28 metros.

REFERENTE DE LA MEMORIA HISTÓRICA

   Sufrió importantes daños durante la guerra, por lo que sus cubiertas fueron reconstruidas y se han realizado numerosas intervenciones a lo largo de los años que, entre otros extremos, han eliminado las señales de metralla en las fachadas.

   En el año 2010 se identificó la casa de la calle Peironcely 10, que Robert Capa había fotografiado como testimonio del ataque que la aviación alemana perpetró en aquellas calles de Vallecas a los pocos meses del comienzo de la Guerra Civil, en el otoño de 1936.

   En 2017 la Fundación Anastasio de Gracia, inició una campaña Bajo el lema #SalvaPeironcely10, apoyada por diversas entidades culturales de España y otros países, para proteger el lugar que Capa convirtió en un icono universal del horror de la guerra. La fundación solicitó la declaración del edificio como Bien de Interés Patrimonial para preservar la identidad de este edificio.

   La Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid desestimó esa solicitud al considerar que no reuniría los valores materiales ni inmateriales para ello. En esa resolución se proponía al Ayuntamiento que incluyera el edificio en el Catálogo de Elementos Protegidos previo realojo de los inquilinos y del necesario cambio de uso para destinarlo a los usos culturales que pongan el valor el recuerdo histórico.

   La propiedad había solicitado licencia de demolición del edificio habitado por varias familias en condiciones precarias. El estudio del edificio puso de manifiesto su interés como representante de una tipo de viviendas prácticamente desaparecido. Esa tipología residencial nace hace un siglo como solución para las clases humildes al amparo de la Ley de Casas Baratas, la pionera legislación que ha dado lugar también a las Colonias de Hotelitos de Chamartín para las clases burguesas.

   Esa circunstancia extendía el interés de la fachada fotografiada a todo el edificio para proteger los patios y la forma de organización de las viviendas. El pasado mes de julio, se aprobó inicialmente la Modificación del Plan General para catalogar el edificio y destinarlo al uso de equipamiento público, que deberá expropiarse.

   Tras el periodo de información pública y los informes sectoriales preceptivos se aprobará ahora por el Pleno municipal la misma propuesta por la que se protege y se obtendrá el edificio que fotografió Capa como testimonio del sufrimiento de la población durante la guerra.

Contador

Para leer más