Publicado 20/11/2020 13:04CET

Un presunto pedófilo se enfrenta a siete años de cárcel por distribuir pornografía infantil

Imagen de archivo de una operación contra la distribución de pornografía infantil.
Imagen de archivo de una operación contra la distribución de pornografía infantil. - POLICÍA NACIONAL - Archivo

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Madrid solicita siete años de prisión para un acusado de un delito de distribución de pornografía infantil, a quien se reclama igualmente que se le prohíba cualquier profesión que conlleve un contacto regular con menores por tiempo de 10 años.

En el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el representante del Ministerio Público afirma que el acusado utilizaba el material de contenido pedófilo incautado en su domicilio tanto para distribuirlo "como para satisfacer su ánimo libidinoso y lascivo".

Además, la medida de libertad vigilada por tiempo de 4 años para su cumplimiento posterior a la pena de prisión. El juicio se celebrará el próximo miércoles en la Audiencia Provincial de Madrid.

En el marco de una operación llamada 'Madejas', la Guardia Civil localizó a varios usuarios que descargaban pornografía infantil a través de programas de intercambio de archivos P2P (Peer to Peer) de contenido pedófilo, en los que aparecían menores de corta edad exhibiéndose y manteniendo relaciones sexuales.

Una vez la compañía de telefonía identificó a los titulares de las IP investigadas, un juez autorizó la entrada y registro en el domicilio del acusado.

Durante la diligencia de entrada y registro se incautaron de 25 discos duros, 1 pendrive y 1 ordenador donde había abierto una la carpeta donde almacenaba 1.104 elementos "la mayor parte de ellos con contenido pedófilo".

Además, en el programa eMule el acusado utilizaba como criterios de búsqueda "pthc" y "mylittlelolita", "habiéndose detectado en la carpeta de compartidos gran número de ficheros disponibles para el resto de usuarios de Internet, sin que durante la diligencia de entrada y registro se acreditara la existencia de archivos en proceso de descarga".

No obstante la Fiscalía precisa que "el acusado conocía sobradamente que utilizando el programa eMule al mismo tiempo que él se descargaba los ficheros con contenido pedófilo, estaba compartiendo simultáneamente sus propios ficheros de pornografía infantil con otros usuarios del programa".

En el posterior análisis del material incautado se descubrió que en los discos duros almacenaba archivos de fotografías de contenido pedófilo explícito. En uno de ellos llegó a guardar 346.111 archivos con imágenes de menores posando desnudas o semidesnudas repartidos en 5.705 carpetas.

Contador

Para leer más