Publicado 02/07/2020 17:17:49 +02:00CET

Los profesionales del Hospital Severo Ochoa homenajean al pueblo de Leganés por el apoyo recibido

Miembros de la Junta de Personal del Hospital Universitario Severo Ochoa, formada por varios sindicatos, sostienen una pancarta de agradecimiento al pueblo de Leganés "por su apoyo y ayuda incondicional" durante la pandemia del Covid-19 a las puertas del
Miembros de la Junta de Personal del Hospital Universitario Severo Ochoa, formada por varios sindicatos, sostienen una pancarta de agradecimiento al pueblo de Leganés "por su apoyo y ayuda incondicional" durante la pandemia del Covid-19 a las puertas del - Óscar Cañas - Europa Press

Fue uno de los hospitales madrileños que sufrieron con más dureza el pico de enfermos Covid-19

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Personal del Hospital Universitario Severo Ochoa, formada por varios sindicatos, ha agradecido al pueblo de Leganés con una pancarta "su apoyo y ayuda incondicional desde que comenzó la pandemia, y su colaboración solidaria y emocional a profesionales y pacientes en los momentos más duros del colapso asistencial".

Con el mensaje "¡Gracias Leganés! Los trabajadores del Hospital Severo Ochoa os agradecemos vuestra ayuda, apoyo y cariño. Todo nuestro recuerdo a los que ya no están", la pancarta se ha instalado a las puertas del centro hospitalario.

Allí, el fisioterapeuta y representante del sindicato Satse, David Aranda, ha indicado que "durante estos últimos meses ha habido mucho trabajo y que el pueblo de Leganés se ha volcado". "Estamos volviendo a la actividad poco a poco, pero pedimos apoyo de las administraciones para que nos refuercen al máximo posible", ha señalado.

Por su parte, el enfermero y delegado de UGT en el Hospital Universitario Severo Ochoa, Javier García, ha asegurado que los peores meses de la pandemia fueron "horribles", al tiempo que ha advertido que "pese a volver a la normalidad, hay que tener en cuenta que esto continúa". Respecto, a los posibles rebrotes, García reconoce que "hay desconcierto" y que los profesionales no quieren "que se baje la guardia".

El Hospital Severo Ochoa fue uno de los hospitales madrileños que sufrieron con más dureza el pico de enfermos de Covid-19, cuando sus Urgencias cuadruplicaron su capacidad, no tenían respiradores, camas ni sillas para atender.

El primer profesional de Enfermería fallecido en la Comunidad de Madrid, Esteban Peñarrubia, de 57 años, trabajaba en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Severo Ochoa.

Ante la falta de material en el hospital, sindicatos y trabajadores lanzaron un mensaje de alarma y se recibieron donaciones (Equipos de Protección Individual (EPI), camas, sillas, sillones comida, pantallas, mascarillas, botellas de agua) a través de asociaciones vecinales, partidos políticos, AMPAS, empresas del municipio, la Fundación del Club Deportivo Leganés y el Ayuntamiento de Leganés.

Para leer más