Actualizado 17/03/2012 18:25 CET

Recogen firmas a favor de la Educación de Primera Infancia y en contra de que el ciclo de 0-3 sea "conciliación"

Aula, Clase, Alumnos, Guardería, Escuela, Colegio, Niños
EUROPA PRESS

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma de Madrid por la defensa de la Educación Infantil de cero a seis años hace un llamamiento a la ciudadanía para recoger firmas a favor de la Primera Infancia y en contra de las declaraciones del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, que sostuvo que el "ciclo de cero a tres años, no es educación, sino conciliación".

Según ha manifestado la Plataforma, el pasado día 31 de enero de 2012, el ministro hizo estas declaraciones en su comparecencia ante la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados, palabras que, a juicio de la Plataforma, son "lamentables por la ignorancia o desprecio que manifiestan, pero imperdonables viniendo de un ministro de Educación".

Además, desde la Plataforma, han pedido al ministro que rectifique públicamente, "debido a las implicaciones que se prevé que va a tener en la política que el Ministerio pondrá en marcha respecto a este ciclo educativo, el cero-tres, y en general a las políticas de primera infancia que se deriven de tal concepción, exclusivamente asistencial y economicista, de los primeros años de la vida".

En la petición que han solicitado que sea firmada por los ciudadanos, y que se enviará al ministro de Educación, la Plataforma ha resaltado que, según la Constitución Española, "todos los ciudadanos lo son de pleno derecho, desde el nacimiento e independientemente de la condición social, creencia, sexo y edad".

Por otro lado, sostienen que los niños, "por la etapa de desarrollo en la que se encuentran, y por su situación de dependencia, van a educarse, bien o mal, en los ambientes en que crecen y lo que ocurra dejará huella, incluso en su cerebro, permitiéndoles, o no, desarrollar las capacidades con las que vienen dotados".

"Esto ha sido suficientemente demostrado por la literatura científica internacional: los primeros años de vida de las personas son los que construyen los cimientos de la personalidad y de la inteligencia", prosiguen.

Además, el texto señala que "garantizar una buena educación que les permita ser personas plenas, conocer y crecer en la conquista de sus propios derechos, de sus responsabilidades y deberes, es la gran exigencia que debe asumir la familia, la escuela y toda la sociedad, la que deben garantizar los poderes públicos, porque el derecho de cada niño o niña es siempre una exigencia y su cobertura un deber para todos los adultos y especialmente para los gobernantes".

Asimismo, se puede leer en la petición que "la conciliación es una necesidad diferente que tienen los adultos y está relacionada con la libre elección y organización de cada familia, inspirado en sus valores, planteamientos de dedicación a sus criaturas y también por sus posibilidades".

"Son los servicios de Primera Infancia, aunando ámbitos educativos, pero también laborales, los que deben proporcionar los gobiernos para facilitar esa conciliación, pero nunca en detrimento de los derechos de las criaturas, ignorándolas y anulándolas", destacan.

En ella, también afirman que "marginar el ciclo 0-3 años o no tratarlo de forma adecuada, es una dura agresión a los ciudadanos y ciudadanas más pequeñas de la sociedad y a la vez supone el incumplimiento de la Convención Internacional de los Derechos de la Infancia que fue suscrita por España".

Desde la Plataforma por la defensa de la Educación Infantil de cero a seis años, tanto en su vertiente estatal como madrileña, han destacado que el concepto de Wert "es propio de una concepción economicista que prioriza la productividad de la familia frente al derecho que asiste a las criaturas", y le han exigimos que rectifique sus palabras.

"El negacionismo de las posibilidades de aprendizaje de los más vulnerables e indefensos y su reducción a una necesidad meramente productiva de conciliación supone inhabilitar el pleno desarrollo de todas las capacidades y potencialidades del ser humano, de la sociedad del futuro", sostienen.

Por otra parte, añaden que "guardar y conciliar es propio de sociedades carenciales y poco desarrolladas económica y culturalmente", y destcan que "educar es propio de sociedades avanzadas que velan por la defensa de quienes más lo necesitan y ahí están los resultados de los países que han apostado por ello". "Educar bien, es pues la mejor prevención, la mejor de las inversiones", dicen.