Una de las enfermeras que atendió a García Viejo, primer caso de ébola en Europa

240785.1.644.368.20141006183720
Vídeo de la noticia
Actualizado 06/10/2014 23:58:22 CET

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

La segunda prueba que se ha realizado a una enfermera que ha acudido esta mañana con fiebre al Hospital de Alcorcón y que atendió al misionero Manuel García Viejo, que falleció de ébola el pasado 26 de septiembre, ha dado positivo y se convierte en el primer caso contraído en Europa, han informado a Europa Press fuentes sanitarias.

   Con ello, se confirma que la auxiliar de enfermería tiene el virus después de que el Instituto Carlos III haya realizado una segunda prueba tras obtener el positivo en la primera. Para asegurar el diagnóstico y descartar un falso positivo, se le ha realizado este segundo test como establecen los protocolos.

   La mujer, que trabaja habitualmente en el hospital La Paz-Carlos III de Madrid donde tuvo contacto con el religioso fallecido, se presentó esta mañana en las Urgencias del Hospital Universitario Fundación Alcorcón al sentir que podía tener fiebre, momento en el que fue sometida a las correspondientes pruebas tal y como establecen los protocolos de seguridad.

   La enfermera se mantiene ingresada en el Hospital Universitario Fundación Alcorcón en régimen de aislamiento.

   A todas las personas que están en contacto con enfermos de ébola, durante 21 días se le toma la temperatura dos veces al día para comprobar si tienen fiebre.

   En anteriores casos, los pacientes diagnosticados con ébola han sido trasladados al Hospital La Paz-Carlos III, que cuenta con una unidad de referencia de enfermedades infecciosas y tropicales.

   Este contagio se produce 9 días después del fallecimiento de García Viejoquien fue repatriado de Sierra leona el pasado 21 de septiembre y fallecía 5 días después tras sufrir un "empeoramiento" dentro de la gravedad que ya mantenía, al verse afectado por una "importante deshidratación" y una afectación hepato-renal.

   La historia se repetía, ya que anteriormente, el sacerdote Miguel Pajares afectado por el virus del ébola y también repatriado a España, se convertía en el primer europeo que fallecía por el virus en el continente, el pasado mes de agosto.

   Desde que comenzó el brote se han registrado más de 20 posibles casos de ébola en once comunidades autónomas, y en todos ellos los análisis han dado un resultado negativo.