Actualizado 07/06/2013 02:01

Los servicios centrales de seguridad y emergencias se concentrarán en la Casa de Campo para una mejor coordinación

Este espacio albergará aproximadamente a un millar de trabajadores

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los servicios centrales de seguridad y emergencias se concentrarán en la Casa de Campo para una mejor coordinación, al tiempo que se conseguirá ahorrar hasta 5 millones de euros al año en el alquiler de la sede de la Policía en la calle Albarracín, por ejemplo.

Será una de las medidas estrellas que se anunciarán este viernes en el Pleno del Estado de la Ciudad, el segundo de Ana Botella como alcaldesa de Madrid. Cuando finalicen las obras, la zona albergará aproximadamente a un millar de trabajadores procedentes de las dependencias municipales de la calle Albarracín, 33 (549 personas), de la calle Plomo (437 personas) y de la avenida del Mediterráneo (120 personas).

De este modo, La Pipa, la Oficina del Comisariado y el Pabellón 29 de la Casa de Campo se convertirán en un gran complejo de seguridad y emergencias, con sus servicios centrales, lo que permitirá que las comunicaciones sean más rápidas y funcionales al estar en una misma zona. En la Casa de Campo ya se encuentran unidades de policía y la sede central del Samur-Protección Civil.

Será en 2014 cuando comenzarán las obras de rehabilitación en La Pipa y en la Oficina del Comisariado, que suman entre las dos 11.000 metros cuadrados. El coste estimado es de 11 millones, una cantidad que será recuperada por las arcas municipales en poco más de dos años ya que con este traslado el Ayuntamiento se ahorra hasta 5 millones de euros por ejercicio en concepto de alquiler en Albarracín.

Además, se dejarán disponibles dos inmuebles, en la calle Plomo y en la avenida del Mediterráneo, cuya valoración se estima en 6,1 millones y en 323.126 euros, respectivamente. Allí se podrán ubicar otras dependencias municipales que actualmente se encuentran en edificios en alquiler o venta.

El Pabellón 29, de 2.000 metros cuadrados de superficie, no necesita rehabilitación al estar en uso por haber sido utilizado hasta hace unos meses como oficinas de Madrid Espacios y Congresos (Madridec).