Vigilantes de piscinas piden la presencia de tres trabajadores nocturnos y un plan de prevención de allanamientos

Publicado 18/07/2019 12:35:26CET
Imagen de recurso de la piscina al aire libre del Centro Deportivo Municipal de Aluche, en el distrito de Latina.
Imagen de recurso de la piscina al aire libre del Centro Deportivo Municipal de Aluche, en el distrito de Latina.AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Trabajadores de Seguridad y Servicios (STS) ha pedido en una carta dirigida al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, la presencia de al menos tres trabajadores nocturnos en verano para las piscinas públicas de la capital y un plan de prevención de allanamientos.

Así, el STS ha criticado que actualmente durante el turno de noche entre semana hay solamente un vigilante de seguridad que se hace cargo de cada piscina, que aumenta a dos en los fines de semana.

Esta petición se produce después de que un vigilante de seguridad de la piscina pública Cerro Almodóvar en el distrito de Villa de Vallecas fuera agredido el pasado jueves tras recibir un puñetazo por parte de unos menores que se colaron en las instalaciones.

Así, los vigilantes relatan lo sucedido en la carta, además de hablar de las "múltiples agresiones" que se producen en las piscinas públicas en los últimos años, y han destacado el caso de un vigilante que fue arrojado a la piscina en 2013 y esposado a una escalerilla con grilletes.

En el escrito, han señalado que los vigilantes se tienen que enfrentar a este tipo de circunstancias habitualmente y ven su integridad física en "serio y grave peligro", a la vez que han añadido que el anterior Gobierno municipal no ha hecho "nada" al respecto en los últimos cuatro años.

Asimismo, han indicado que son "conscientes" de que contar con otros dos vigilantes no va a impedir que se sigan produciendo allanamientos y agresiones, si bien aseguran que será "mayor" la capacidad de reacción para impedirlos.

PATRULLAJE DE POLICÍA

A este respecto, han solicitado que se ponga en marcha junto con la Delegación de Gobierno de Madrid un nuevo plan de prevención o choque de intervención de los allanamientos nocturnos en piscinas, que incluya medidas de tipo policial, judicial o administrativas punitivas.

Entre las medidas propuestas, se encuentra que los agentes policiales patrullen por las instalaciones "de manera habitual", que el Ayuntamiento se persone como parte en el proceso judicial posterior por el allanamiento o agresión a vigilantes y, si se trata de hechos más leves, que se impongan multas más cuantiosas y la prohibición de la entrada a dichos espacios.

Por último, también han remitido una carta a la Delegación de Gobierno de Madrid para que ponga en marcha junto con el Ayuntamiento este plan de prevención para evitar allanamientos en las piscinas públicas.

Para leer más