BMW invierte casi 900 millones en una nueva planta en San Luis Potosí (México)

Economía/Motor.- BMW invierte casi 900 millones en una nueva planta en San Luis Potosí (México)
BMW - Archivo
Publicado 06/06/2019 17:35:15CET

Asegura que mantendrá las inversiones en Norteamérica pese a los aranceles de Trump

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El grupo alemán BMW ha invertido 1.000 millones de dólares (887 millones de euros) en una nueva planta en San Luis Posotí, con una capacidad de producción anual de hasta 175.000 vehículos y donde emplea ya a 2.500 personas.

Según informó la compañía en un comunicado, la instalación mexicana será abastecida con electricidad 100% libre de dióxido de carbono (CO2) y acogerá la producción del Serie 3 berlina. Amplía la red de producción del grupo a un total de 31 ubicaciones.

"La nueva planta de San Luis Potosí es un pilar importante de la estrategia de producción global del grupo BMW. Nuestro objetivo es lograr un equilibrio en nuestra producción y ventas en las diferentes regiones del mundo", señaló el responsable de Producción del consorcio, Oliver Zipse.

Todos los nuevos empleados y aprendices de la factoría recibirán formación sobre los últimos procesos de producción y tecnologías del grupo, basados en el modelo de formación profesional dual. La planta está trabajando con cuatro institutos técnicos en esta área y ya ha formado a 250 aprendices en oficios técnicos.

"La planta fue diseñada desde el principio para poder responder de forma rápida y flexible a las futuras variantes de modelos y volúmenes de producción. Utilizamos tecnologías innovadoras de la Industria 4.0, incluyendo nuevas soluciones de automatización y modernos sistemas de asistencia. Desde el principio, la sostenibilidad también fue uno de los principales objetivos, y estamos estableciendo nuevos estándares en este área", destacó el director de la factoría, Hermann Bohrer.

En San Luis Potosí, BMW utilizará el software Smart Maintenance Assistant, que permite planificar el mantenimiento proactivo en toda la planta con antelación, aumentando así la disponibilidad del equipamiento.

También utilizará diversas tecnologías de la Industria 4.0, como, por ejemplo, en el ensamblaje, donde las pantallas han reemplazado en gran medida al papel durante todo el proceso. Dos pantallas por tarea proporcionan al personal toda la información que necesitan. Asimismo, los robots y los empleados trabajarán directamente uno junto al otro en el montaje previo del motor.

El grupo BMW ha operado su propia oficina de compras local en México desde 2008. En 2017, la oficina se trasladó de la Ciudad de México a San Luis Potosí, donde actualmente emplea a 105 personas. El volumen de compras de la compañía en el país azteca alcanzó los 2.500 millones de dólares (2.218 millones de euros) el año pasado.

En 2018, el grupo BMW vendió un total de 25.090 vehículos (18.501 unidades de BMW y 6.589 unidades de Mini) en México, lo que supuso un incremento del 13% en comparación con el ejercicio precedente.

Además, BMW invertirá en su planta de Spartanburg (Estados Unidos) otros 600 millones de dólares (532,2 millones de euros) para el año 2021 con el fin de adaptarla a las futuras generaciones de los modelos X, mientras que el número de puestos de trabajo aumentará paralelamente hasta 11.000 trabajadores.

Desde hace 25 años que la compañía inauguró la factoría de Spartanburg, BMW ha destinado casi 9.000 millones de dólares a la instalación (7.982 millones de euros) y ha creado casi 70.000 puestos de trabajo directos e indirectos en Estados Unidos.

Zipse aseguró, en declaraciones recogidas por Reuters, que la empresa bávara mantendrá sus planes de inversión en Norteamérica pese a la amenaza del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer aranceles a los productos mexicanos.

"Vamos a mantener nuestro plan y en este momento no vemos razón para cambiarlo", señaló durante la inauguración de la planta mexicana.

Trump anunció la semana pasada que impondrá aranceles del 5% sobre las importaciones que llegan al país desde México hasta que dejen de entrar migrantes ilegales a Estados Unidos. Los aranceles aumentarán el 1 de julio a un 10%, a un 15% el 1 de agosto, a un 20% el 1 de septiembre y el 1 de octubre a un 25%.

Contador

Para leer más