OCU critica la "persecución" al diésel y pide que la equiparación con la gasolina sea a la baja

Recurso de diésel, gasolina, estación de servicio
FACONAUTO - Archivo
Publicado 21/09/2018 13:05:04CET

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) cree que el aumento del impuesto al diésel es "injusta" para los consumidores e "ineficaz" desde el punto de vista medioambiental, subrayando que la "persecución" no debe ir dirigida a los vehículos de gasóleo, sino a los más contaminantes, sean del combustible que sea.

OCU "no se opone" a que se igualen los impuestos entre la gasolina y el diésel, pero sí pide que la equiparación se aplique a la baja o que la recaudación extra que se consiga se utilice para subvencionar la compra de nuevos coches más ecológicos y el achatarramiento de los más antiguos, "que son verdaderamente los que contaminan más".

"OCU no comparte la persecución que desde el Gobierno y desde algunos ayuntamientos se está llevando a cabo contra los vehículos con motores diésel y cree que esta debería hacerse hacia los coches más contaminantes, sean del combustible que sea", destacó la organización.

En este sentido, reclama que se tenga en cuenta que los consumidores con vehículos más antiguos son aquellos que suelen contar con menos recursos y, por tanto, con menor posibilidad de adquirir uno nuevo, por lo que se deben fomentar las ayudas y facilitar alternativas para que esta opción sea accesible para todos los usuarios.

Además, la Organización de Consumidores y Usuarios cree que con la subida fiscal al diésel caerán las ventas de este tipo de vehículos y en consecuencia aumentará el parque móvil con vehículos más antiguos.

"De seguir en esta línea, habrá un aumento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en los próximos años, muy al contrario de lo que supuestamente se pretende evitar con la actual propuesta fiscal. Para OCU, es necesario que, de momento, coexistan ambos motores, hasta que los coches eléctricos sean una posibilidad real para todos los consumidores", añadió la organización.

Por último, propone que, "si realmente existe interés por reducir el impacto medioambiental de los vehículos", la primera medida que se debería tomar es la de marcar unos límites de contaminantes durante el proceso de homologación de los coches, como las que ya existen actualmente, pero mediante una comprobación en condiciones reales, para que no vuelvan a suceder casos como el "dieselgate".

Contador