Economía/Motor.- El cansancio y el uso del móvil, principales causas de accidentes de los conductores profesionales

Actualizado 15/03/2007 14:28:40 CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las distracciones provocadas por el cansancio y por la utilización del teléfono móvil son las principales causas de los accidentes de tráfico de los conductores profesionales, según un informe realizado por el Instituto de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre.

De este estudio se desprende que el factor distracción es una de las principales causas de accidentalidad, ya que estuvo presente en 973 accidentes en 2006, cifra que representa el 37% de los accidentes mortales el pasado año.

Para el 80% de los encuestados, el cansancio es la principal causa de distracción, seguida por la alteración del sueño que producen los ajustes de turnos en su trabajo. Además, el 60% de los entrevistados señala el teléfono móvil como principal elemento de distracción dentro del vehículo y, en menor medida, los testigos indicadores de fallo y el aburrimiento.

Los elementos o condiciones externas que más distraen a los conductores profesionales son las condiciones de visibilidad en carreteras, mientras que los radares fijos o móviles son los elementos analizados que menos distraen.

Por otro lado, el 78% de los conductores indica que son capaces de detectar con facilidad el momento en que se produce una distracción, lo que refleja que tienen percepción de este riesgo. En este sentido, más del 60% manifiesta haber podido controlar el vehículo ante una situación de distracción, aunque en estos casos es cuando se aprecia una importante alteración de la velocidad y distancia de seguridad.

El Instituto de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre propone algunas medidas para hacer frente a las distracciones, como planificar el espacio y entorno de trabajo, mejorar el mantenimiento de los vehículos, poner barreras a los fallos humanos o investigar de forma estricta accidentes e incidentes.

Este estudio se ha realizado sobre una muestra de 100 conductores de camiones y autobuses, y pretende identificar y valorar el nivel de distracción que muestra este colectivo en su actividad diaria al volante, así como las habilidades y técnicas que emplean para resolver situaciones de riesgo producidas por este motivo. Según el estudio, la velocidad y la distancia de seguridad son los parámetros que más se alteran en una situación de distracción.