Publicado 25/05/2020 19:00CET

ACEM pide a la UE que retrase la aplicación de la normativa Euro 5 ya que 2020 será un año "difícil"

Imagen de una moto circulando por las calles de Madrid.
Imagen de una moto circulando por las calles de Madrid. - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Fabricantes Europeos de Motocicletas (ACEM) ha solicitado a la Comisión Europea que retrase la aplicación de la nueva normativa Euro 5 para motocicletas ya que, debido a la crisis del coronavirus, 2020 será un año "difícil" para el sector.

En un comunicado, ACEM ha indicado que durante los meses que los ciudadanos europeos han estado confinados se ha producido una caída "abrupta" de las ventas de motos. Así, en marzo las matriculaciones de vehículos de dos ruedas en los cinco mercados más grandes de la Unión Europea (Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido) bajaron un 39,6%, mientras que en abril este descenso se situó en el 74,9%.

"Con el reinicio progresivo de la actividad, los datos de los próximos tres meses nos darán una visión más clara del impacto final del coronavirus. Sin embargo, ya está claro que 2020 será un año muy difícil para el sector, con interrupciones extraordinarias en la actividad de fabricantes, concesionarios y proveedores", ha asegurado el secretario general de ACEM, Antonio Perlot.

Debido a la naturaleza estacional del mercado, que se concentra en primavera, los concesionarios europeos tienen ahora un exceso de vehículos Euro 4, que será "imposible" vender. Por ello, desde la asociación han solicitado una ampliación del periodo de transición hacia la normativa Euro 5 que, aunque entró en vigor este 2020, permite a marcas y distribuidores un año para matricular unidades homologadas como Euro 4 (que finaliza en diciembre de 2020).

En este sentido, ACEM ha celebrado las diferentes medidas lanzadas por los Estados miembro y por la Comisión para apoyar al mercado. Sin embargo, ve necesaria esta nueva prórroga "para evitar que los concesionarios se queden con cientos de miles de productos no vendibles".

"ACEM y sus miembros están trabajando junto con las administraciones de la Unión Europea y los Estados miembro para encontrar una solución al problema del exceso de existencias de cientos de miles de vehículos Euro 4. Esto requerirá revisar la legislación para garantizar que los concesionarios de motocicletas en Europa puedan recuperarse del efecto de la crisis del coronavirus lo antes posible", ha reivindicado Perlot.